viernes, 28 de noviembre de 2014

Ready Player One

Gracias (de nuevo) al podcast de la Órbita de Endor conocí un libro con multitud de detalles frikis con un argumento que me llamó la atención, ese no es otro que Ready Player One, la opera prima de Ernest Cline y una gran aventura con sabor ochentero.

Historia: Estamos en el año 2044 y, como el resto de la humanidad, Wade Watts prefiere mil veces el videojuego de OASIS al cada vez más sombrío mundo real. Se asegura que esconde las diabólicas piezas de un rompecabezas cuya resolución conduce a una fortuna incalculable. Las claves del enigma están basadas en la cultura de finales del siglo XX y, durante años, millones de humanos han intentado dar con ellas, sin éxito. De repente, Wade logra resolver el primer rompecabezas del premio, y, a partir de ese momento, debe competir contra miles de jugadores para conseguir el trofeo. La única forma de sobrevivir es ganar; pero para hacerlo tendrá que abandonar su existencia virtual y enfrentarse a la vida y al amor en el mundo real, del que siempre ha intentado escapar. 

Nuestro mundo en el año 2044, parece que todo se ha ido bastante al carajo, las energías baratas ya son cosas del pasado y el grueso de la sociedad malvive en poco más que parques de caravanas (apiladas unas sobre otras).

Pero no todo es desgracia en ese mundo, hace unos años un genio de los videojuegos creó un mundo virtual de tal detalle y realidad que enseguida se convirtió en el lugar donde la gente pasaba más tiempo; un lugar donde cualquier fantasía podía ser recreada y que ha atrapado a toda la humanidad (incluso las clases se dan allí).

Dicho sistema se llama OASIS, una plataforma de realidad virtual que hizo inmensamente rico a su creador.

Pero su creador murió, dejando un testamento que revolucionó el mundo: había dejado escondidas en OASIS una serie de pistas y puertas para que aquel que las consiguiera desvelar se hiciera con toda su fortuna, y con el control de OASIS.

Como no podía ser de otra forma cientos de miles de personas se propusieron cazar ese “Huevo de Pascua” convirtiéndose en gunters (especialistas en el creador de videojuegos y todo aquello que le gustaba) a la vez que una gran multinacional también quiere hacerse con la fortuna y con el control de la mayor herramienta de la historia de la humanidad.

Han pasado los años y nadie ha conseguido la primera llave para encontrar el tesoro, momento en el que pasamos a seguir a Wade, un joven gunter que hace lo que puede para encontrar la primera llave, estudiando todas las frikadas de los ochenta que se os puedan ocurrir, ya que pueden ser pistas para encontrar el tesoro.

Estamos ante una trama bien hilada, con ese futuro quasi apocalíptico contrapuesto con las bondades de OASIS y que nos da un libro con un ritmo que no para de crecer y que nos atrapa cosa mala a la que llevamos unas cuantas páginas.

Personajes: Para la cacería del Huevo (nombre que tiene la búsqueda del Huevo de Pascua) habrá unos pocos personajes que paso a comentaros a continuación. Todos ellos carismáticos e inolvidables.


Wade: Es un chaval que vive con su tía y que dedica todo su tiempo libre desde que tiene memoria a la búsqueda del Huevo. Con unas habilidades que a día de hoy le harían el rey de los freaks es el auténtico protagonista de la historia. En OASIS es tan pobre como en la vida real, encarnando a Parzival, así que le es muy difícil desplazarse o hacer subir de nivel a su avatar.

Hache: El mejor amigo de Wade, y eso que se conocen sólo de OASIS. Es otro gunter, pero al contrario que su amigo éste se gana la vida dentro del juego lo suficientemente bien como para hacer la búsqueda en condiciones. Un auténtico colega.

Artemis: Una famosa gunter blogera por la que Wade sienta cierta debilidad (por decir algo) y que evidentemente se convertirá en el amor del chaval. Es un personaje con ciertas convicciones morales que está totalmente centrada en conseguir encontrar el Huevo.

Sorrento: Hasta ahora no he hablado apenas de ellos, pero existe una macro empresa de telecomunicaciones que ha organizado un grupo de gunters a sueldo conocidos como los sixers. Éstos sixers tienen por meta encontrar el huevo para la empresa, y a cambio reciben un salario fijo y el equipo y recursos que necesiten.

La comunidad les repudia por ser unos vendidos, y es que si dicha empresa consigue controlar OASIS se acabó el acceos libre para todos. El líder del grupo de los sixers es Sorrento, y será el antagonista de la historia desde el momento en que aparezca en ella.

Daito y Shoto: Éstos dos se nos presentan como gunters hermanos que siguen los pasos de Wade y los demás. Dos personajes honorables al más puro estilo samurái japonés.

Halliday: El buen hombre que, al morir, la lía parda. Conoceremos multitud de elementos de sus gustos a lo largo de la novela, así como varios aspectos de su personalidad. Pero está claro que era un auténtico genio y que quería darle a sus fans un último juego.

Morrow: Único amigo de Halliday y socio en la creación de OASIS. A día de hoy es un hombre que vive en su mansión con sus recuerdos, más un mito que alguien accesible o con vida pública.

Opinión Personal: Ready Player One ha sido la mayor sorpresa que me he llevado en éste 2014, un libro que ha apelado a mi lado más freak y me ha enganchado por completo a su trepidante narración.

El planteamiento y el desarrollo del libro están muy bien, con ese personaje matado que de golpe se convierte en alguien importante a nivel mundial, o con ese mundo artificial donde cualquier cosa es posible (desde recreaciones de los mundos de Star Wars hasta zonas con magia o rayos láser) es el sueño húmedo de cualquiera que haya jugado a MMORPG en algún momento. Porque quién no ha soñado poder moverse por un entorno hiper realista, sintiendo su entorno gracias a unos guantes y sin tener que usar más que unas gafas “normales”?

Una aventura al más puro estilo goonies, una búsqueda del tesoro que supone un crecimiento personal del protagonista y de aquellos que le rodean, una lucha contra una megacorporación y escenas de acción sacadas de una mente totalmente enamorada de los clichés de los 80.

La cantidad de referencias a la cultura de esos años es abrumadora (cansina para algunos), pero no tiene precio leer el libro mientras ponemos las canciones que se nombran (gracias youtube) y acompañamos al protagonista por su aventura.

Un libro ligero, de fácil lectura, pero que no por ello deja de lado unas cuantas píldoras que uno no se espera, golpes al estómago que le dan una nueva dimensión a la narración y que hay en un par de momentos de la novela. Porque uno ya espera grandes escenas de acción o enfrentamientos contra los malos (aunque no a éstas escalas), pero los momentos más pequeños, como la amistad entre dos de los protagonistas, el nacimiento del primer amor u otros similares son elementos que hacen aún más grande a ésta novela.

En mi opinión es un libro que nadie que lea éste blog debería perderse, una pequeña joyita que no me cansaré de recomendar en mi entorno. De esos libros que proporcionan diversión pura y dura, un festival para el que lo coja y se sumerja en su páginas.

Un auténtico imprescindible y candidato a libro del año aquí, en el blog.

Valoración Personal: 10.


Publicar un comentario