viernes, 13 de febrero de 2015

Poseídos

Cuando un amigo escribe un libro lo mínimo que uno puede hacer es hacerse con un ejemplar y leérselo, y éste ha sido el caso con Poseídos, de Cristian Blanco.

El caso es que es el segundo libro suyo que leo (tras Relatos de lo Oscuro), y si bien en ese libro de relatos cortos prometía por sus buenas ideas, una serie de error hicieron que no me gustara todo lo que podría haberme gustado.

Ahora os comentaré su primera novela, un mamotreto de más de seiscientas páginas. Vale la pena ponerse con él?

Historia: ¿Quién podría estar interesado en secuestrar a Harry Gorman, un hombre en estado vegetativo desde hace dieciséis años? La respuesta la tienen sus peculiares amigos de la infancia: Tommy el indestructible, Ismael quien puede abrir cualquier puerta y John que puede penetrar en los sueños de quien se le antoje. Cuando no eran más que unos adolescentes, invocaron a un ser de otra dimensión que les convirtió en superhombres pero a cambio se llevó la vida de su amigo Stan y dejó en estado catatónico a Harry. La única posibilidad que tienen de rescatar a su amigo e impedir que aquella monstruosa criatura vuelva a la Tierra será romper el sello de sus recuerdos y enfrentarse a sus miedos.

Estamos ante una novela de terror, en la que un grupo de adultos (tres) con ciertos poderes sobrenaturales se reúne cada cierto tiempo para visitar a un viejo amigo que está en estado catatónico.

Y es que hace dieciséis años sucedió alguna cosa que les otorgó esos poderes, dejó así a su amigo e hizo que el quinto miembro del grupo desapareciera para siempre.

La narración nos llevará desde el presente hacia atrás en capítulos alternos para irnos contando los problemas de los protagonistas en el presente a la par que cómo eran y qué hicieron en el pasado para llegar a ser como son ahora. Un tipo de desarrollo que le sienta muy bien a la novela y que os mantendrá enganchados para saber qué sucede a continuación.

En general se trata de hilvanar una serie (pequeña) de tramas mientras conocemos a los personajes, sus personalidades y sus motivaciones. Y todo al más puro estilo de una buena novela de terror de Stephen King.

Personajes: Quitando una trama bastante buena (aunque algo tópica en ocasiones) tenemos un punto fuerte que no puede pasarse de largo: unos personajes carismáticos que soportan la novela y se convierten en el motor de la misma. Los principales son el grupo de cinco amigos (que esbozaré, de nuevo para no chafar sorpresas), y aunque hay alguno más que va saliendo más adelante prefiero no nombrarlos para no chafaros la sorpresa.

Ismael: Un chico algo tímido sobretodo en el pasado, que en la actualidad vive con el trauma de lo que le sucedió (internándose incluso en un psiquiátrico para intentar superarlo). Dentro de todo se me ha hecho el personaje más tierno de la novela, mi favorito.

John: De estrella de béisbol retirada prematuramente por una lesión a regente de una tienda de elementos esotéricos. John parece ser la voz de la razón y el líder del grupo; alguien en quien confiar pase lo que pase.

Tommy: El típico chulito algo mayor en el instituto y un gánster de poca monta en la actualidad es igual el que más páginas se lleva de todos, tanto por tener más elementos de su vida intermedia como por ser el hombre más de “acción” del grupo. Bajo la aparente dureza del personaje hay un corazón realmente grande que se demuestra con lo que hace, no con lo que dice.

Stan: El personaje del que hablan en el presente como si hubiera muerto en el momento fatídico de hace dieciséis años. En su momento era un chico bastante enfermo que, sin embargo, aportaba la alegría al resto de personajes.

Harry: De algún sitio tenían que sacar los chicos el elemento que les cambió para siempre, y viniendo Harry de una familia de brujos era evidente que sería él el encargado de proporcionarlo. El trabajo para ambientar el pasado de la familia y hacerlo todo más creíble es digno de consideración.

Posiblemente Harry sea el personaje más oscuro de todos, con algunos ramalazos de villano cuanto menos curiosos. Pero el que en la actualidad sea apenas un vegetal hace que enseguida nos demos cuenta que sus sueños no se cumplieron. Además, parece que esconde algo de suficiente importancia como para las cosas empiecen a moverse.

Los poderes y las contrapartidas de los chicos están muy bien pensados, y la dinámica que hay entre ellos se hace la de un auténtico grupo de amigos, tanto en el pasado como en el presente. Y por si fuera poco se ve una evolución natural en sus personalidades debido a lo ocurrido.

Opinión personal: Quiero que quede constancia antes de entrar a valorar la novela que lo hago igual que si se tratara de un autor desconocido, y que no por ser de un amigo voy a hablar mejor de ella (y si no ved mi reseñade su libro anterior).

Así pues no me queda menos que deciros que en lo poco que va de año éste ha sido el libro que mejor me lo ha hecho pasar de todos cuantos he reseñado en el blog (y hay uno de Patrick Rothfuss y otro de Orson Scott Card, por poner dos ejemplos), una historia que me tenía atrapado a las pocas páginas y que me hizo olvidar completamente quién era el escritor, haciendo que me centrar en la acción.

Es un libro con un ritmo muy bien llevado, con descripciones y metáforas pero para nada recargado. Como único punto negativo en cuanto al ritmo sólo digo algo muy personal: algunos capítulos me han durado más de 45 minutos, y me da mucha rabia no poder leérmelos del tirón XD. Algo más cortitos me hubiera podido acabar la novela antes, pero si no tenía el tiempo necesario para acabarme el capítulo de una sentada no me ponía a ello.

Al inicio de la reseña he mencionado a Stephen King, una fuente evidente para la novela y cuya voz me ha parecido poder escuchar en más de una ocasión. Pero la suerte es que estaríamos ante el Stephen King bueno, ése que te cuenta historias y te engancha pero que no se pierde en exceso en tonterías y sabe lo que quiere contarte. En éste sentido creo que el autor puede estar contentísimo, ya que es de las novelas del género que mejor me lo han hecho pasar.

Otro punto a destacar es la elección de la ambientación: si uno lee que el autor se llama Cristian Blanco espera algo ambientado en España o con protagonistas de aquí, y nada más lejos de la realidad. Se hace un esfuerzo muy bueno por ambientar la novela en Estados Unidos, en pueblecito de la invención del autor y con multitud de detalles que le dotan de vida y verosimilitud, siendo la ambientación otro de los grandes puntos fuertes de la novela: guiños por doquier a productos determinados, pequeñas historias de personajes secundarios (o principales)… multitud de detallitos que te meten todavía más en la novela. Personalmente me hubiera sacado bastante que se desarrollara en un pueblo de Pirineo y los protagonistas se llamaran Pablo, Fran, Alberto o algo similar (debe ser por estar más acostumbrado a leer nombres ingleses).

Así que no puedo menos que recomendar que, si tenéis un Kindle u otro libro electrónico os paséis por el link que hay más abajo y os compréis el libro: son 99 céntimos de euro que os tendrán enganchados durante horas; y no se me ocurre un producto de entretenimiento que os pueda dar tanto por tan poco.

Por mi parte esperaré con ansia que algún día salga una edición impresa para tenerlo en la estantería, y me lo apunto como firme candidato a estar en los Darlantan Awards de éste año.

Ya tardáis en leerlo.

Valoración personal: 9,5.



PD: El libro tiene algún errorcillo de maquetación al principio, pero me da que es más cosa de mi Kindle que del archivo original. Nada grave ni que estropee para nada la lectura, sólo espaciados un tanto extraños.


PD2: He sido algo vago en la descripción de la trama, pero sinceramente creo que no es necesario meterse demasiado en ella para saber que se trata de una buena novela.
Publicar un comentario