jueves, 12 de febrero de 2015

PS4 - Strider

Últimamente tengo la sensación de jugar únicamente a juegos gratis del PSN Plus, de esos que te dan cada mes por tener una cuenta Premium.

El juego del que os voy a hablar hoy no es otro que Strider, un remake del clásico.
Historia: Estamos ante el típico juego de avanzar matando de scroll lateral, así que raro es que haya alguna historia de por medio. Pues bien, aunque simple de cojones, éste Strider tiene una.

Somos un Strider, una especie de Ninja contratado para derrocar a un tirano. Para ello iremos a su capital y avanzaremos acabando con sus lugartenientes y armas hasta llegar hasta él.

Sí, es simple y muy poco desarrollada durante el juego, pero al menos existe.
Apartado Técnico: Es un juego de scroll lateral, sin profundidad. Esto hace que se hayan podido trabajar un poco más los fondos y los diseños de los enemigos, bastante bonitos de ver.

Eso sí, el juego no está ni de lejos a la altura de lo que uno espera ver en una PS4, y estoy convencido que una PS3 lo mueve exactamente igual y sin despeinarse. Se nota mucho que es un juego programado para ser descargable, una especie de reclamo para nostálgicos al estilo de los juegos Indie, pero con el nombre de la franquicia detrás.

Las animaciones y poderes están bien, y destacan los combates contra los jefes finales, donde veremos algún efecto muy chulo.

Lo mejor es que se ve la acción desde bastante cerca, lo peor que el juego podría estar más pulido.

En cuanto al sonido y la música repetitivos y machacones, y el doblaje (en inglés) totalmente prescindible.
Jugabilidad: No tiene apenas historias y visualmente no pasa de resultón, entonces, qué es lo que está bien del juego? Efectivamente, las mecánicas jugables.

Tenemos escenarios bastante abiertos que explorar para avanzar tanto en la trama como en la recolección de extras. Unos escenarios plagados de enemigos a los que deberemos vencer usando todas nuestras armas (una serie de poderes que se desbloquean según avanza la trama)  en un control muy sencillo pero que permite una acción a gran velocidad.

Es un juego complicado, de los de la vieja escuela, en los que acabarlo en el modo difícil (y superior) será un reto sólo para los mejores jugones (o los más pacientes). Una dificultad que sólo apreciarán unos pocos, y que es una de sus señas de identidad.

Es un juego corto, que en su primera partida me ha llevado 4 horas y 2 minutos (dos minutos de más para sacarme el logro, sniff), pero que basa en sus niveles de dificultad la rejugabilidad y los piques para sacarle el máximo partido.
Opinión Personal: Strider es un juego que recuerda mucho a obras de hace lustros como el mismo Strider o Shinobi. Esos juegos de ir avanzando en pantallas con distintas alturas, en las que desbloqueamos nuevas zonas al conseguir un nuevo poder y que nos permiten volver atrás para investigar lo que hayamos podido dejarnos.

Tiene unos enemigos bastante bien hechos (los jefes sobretodo) y es fluido y rápido: un reto para los que echen de menos tiempos pasados.

Pero también es verdad que es arcade total, jugabilidad ante todo, dejando de lado un apartado visual más propio de un producto indie y una música que te obliga a bajar el volumen del televisor.

Vale la pena? Sólo por cuatro duros, si te va el género y tienes dos tardes muertas. En caso contrario pasad de largo o rejugad al original.

Valoración Personal: 6.
Valoración Metacritc: 77. 
Publicar un comentario