viernes, 10 de abril de 2015

Hace un año XX... Posesión Infernal

Con el remake de posesión infernal entramos en la segunda decena de películas comentadas (me niego a pensar en esto como algo más que un comentario entre colegas) en la sección que nos retrotrae a la taquilla española de un año atrás´.

Es curioso que sea con la primera película de terror que se pasa por aquí, una película que tuvo muy buena acogida entre prensa y público y que curiosamente, a mí, me llamó la atención por su actriz principal, que en ese momento estaba viendo en la felizmente acabada Suburgatory.

Antes de nada debo decir que la película original no la he visto, con lo que cantidad de referencias no las voy a pillar, aunque sí he visto las dos secuelas, así que algo de la gracia del film sí que entendí.

La película nos lleva a una cabaña en el bosque donde un grupo de amigos va con una compañera a la que quieren ayudar a desintoxicarse, una chica que parece haberlo probado ya pero que espera que en ésta ocasión pueda dejar por fin las drogas atrás. Durante el metraje veremos que su relación con su hermano no es demasiado buena, por algo que pasó con su madre… pero eso no es lo importante.

Lo bueno viene cuando se dan cuenta que en la casa pasa algo, con un sótano en cuya trampilla hay manchas de sangre y con un libro que encuentra uno de ellos en lo que parece encuadernación en piel humana.

Por si todo el tema de tener a una yonki con el mono no era suficiente, enseguida se presentará el ente que acabará por hacerse con la cinta: una especie de demonio que posee a uno de los personajes y que empieza la matanza.

Es una hora y media de película de terror y casquería en cabaña de bosque pero hecha con un buen ritmo y una ambientación muy lograda, dos elementos que esconden las carencias interpretativas de la mayoría de personajes y nos hacen pasar una hora y media de tensión e incluso cierto asco.

Recalco un poco lo del asco, y es que estamos ante un película con bastantes elementos gore: lo que pasa se ve, no hay un movimiento sutil de cámara que nos evite ver esa puñalada/mordisco/amputación. Y es un elemento importante y muy presente, así que los estómagos sensibles absteneros.

Creo que como película de terror sin más funciona estupendamente, tiene todos los elementos que se le pueden pedir a una cinta del género con aroma clásico, sin vueltas absurdas de guion ni intentos de explicar lo que está pasando que no van a ningún sitio. Sabe lo que quiere enseñar y lo hace de forma efectiva, lo que la hace una cinta muy disfrutable para que los fans del género la vean de noche, a oscuras y tapaditos con una manta (eso sí, no seáis muy exigentes, es una película sencillita que se aprovecha de ello).

Valoración Personal: 7,5.

Publicar un comentario