sábado, 10 de octubre de 2015

Hace un Año XLVI... Perdida

Me gusta cuando me acerco a una película sin tener claro lo que puedo encontrarme, y es que con Perdida no sabía demasiado a qué atenerme excepto a que era un thriller basado en una novela, así que perfecto.

Todo empieza el día del aniversario de bodas de una pareja aparentemente perfecta, cuando vemos que él tiene ciertos problemas y no tiene muy claro cómo celebrarlo ni qué hacer con su relación. Pero todo cambia cuando, al llegar a casa, se encuentra con que su mujer ha desaparecido, y las pruebas que van apareciendo indican que la ha matado él.

Al más puro estilo thriller tenemos una película muy bien hecha que juega (durante la primera hora) con la forma de presentar a los personajes y contarnos cómo ha sido su relación, para dar un giro a los sesenta minutos y luego un segundo giro en el tramo final. Vamos, que es de esas películas que sabe sorprenderte teniendo en todo momento bien hilado el argumento.

Lo mejor de todo es que engancha, y lo hace sin recurrir a escenas de acción ni a elementos manidos del género, lo hace con la duda, el guion y la buena interpretación de sus actores principales (con Ben Affleck demostrando que en su madurez elige mucho mejor los papeles que decide interpretar y una Rosamund Pike simplemente soberbia).

Por si fuera poco la película no se para en el thriller ni en el drama, también nos sirve para mostrar los juicios paralelos que sufren algunos famosos en la prensa cuando se conocen algunas informaciones, por sesgadas que sean. Una crítica a los medios de comunicación y a una opinión pública muy fácilmente manipulable y que puede hacer la vida imposible a un hombre sea éste culpable o no.

No diré que es la mejor película que he visto éste año, pero sí que está entre lo mejorcito, un film dirigido por el siempre eficaz David Fincher que no puedo dejar de recomendaros. Son dos horas y media de buen cine.

Valoración Personal: 9.

Publicar un comentario