lunes, 7 de diciembre de 2015

Gotham T1

Una de las series que más hype gneró la temporada pasada no fue otra que Gotham, un producto que en principio iba a estar muy cuidado basado en los comics de Dc y que contaría cómo era la ciudad de Gotham en los tiempos del asesinato de los padres de Bruce Wayne (sí, sin Batman).

La historia nos cuenta cómo el agente Gordon (ni comisario ni nada) entra en el cuerpo de policía de Gotham para encontrarse con un nivel de corrupción y dejadez increíble. Algo que él no puede soportar y contra lo que estará luchando toda la serie.

Así, la trama irá oscilando entre los casos únicos, la tensa situación entre las familias mafiosas, la investigación de un joven Bruce Wayne y el ascenso lento pero seguro del pingüino.
La ambientación de la serie está muy bien hecha, mostrando esa ciudad sucia donde todo puede pasar, y haciendo guiños constantes al universo de Batman (con personajes que se convertirán en los villanos pero que todavía no lo son).

Todo el tema de la mafia me parece de lo mejor de la serie, con el gran descubrimiento de la misma: el actor que interpreta al Pingüino, que se come la pantalla cada vez que sale. En el otro extremo pondría al personaje de Fish, uno que me sobra totalmente, que veo sobreactuado y que me saca de la serie cada vez que aparece. Por el contrario tenemos en medio de éstos dos las tramas de Gordon y las de Bruce, más normalitas y bien llevadas, pero a las que aún les falta un puntito para llegar a ser tan buenas como las del Pingüino.

En general estamos ante una serie que se deja ver, con ambientación y la mayoría de actores en un nivel bastante alto; pero a la que le pesa tanto el canal en el que se emite (uno en abierto) como la duración de la temporada (más de veinte capítulos). La misma serie a 13 capítulos hubiera quedado excelente; a 24 se hace larga y aburre por momentos.


Vale la pena? Creo que sí. Si el canal le da tiempo y se va desarrollando y añadiendo más villanos clásicos acabará por despegar. Pero veremos.
Publicar un comentario