sábado, 5 de diciembre de 2015

Hace un Año LIV... Exodus, de Dioses y Reyes

Hoy toca hablar de una de esas películas que da cierto miedo abordar, de esas que pasan sin pena ni gloria por los cines pese a tener un elenco de actores interesante, un director potente y un presupuesto envidiable. Éxodus: Dioses y Reyes.

El principal miedo que hay al abordar ésta película es su temática: una película bíblica sobre la historia de Moisés. Y no es que hablar sobre la biblia sea un problema en sí mismo, pero sí lo es el que ya se hayan hecho prácticamente todas las grandes historias de la misma, y ésta esté entre las que mejor quedaron.

Porque lo que nos cuenta la película es precisamente la historia de Moisés, desde su amistad fraternal con el futuro faraón hasta su llegada a Tierra Santa. Lo bueno del caso es que la práctica totalidad del metraje va desde que Moisés es uno de los generales del faraón hasta el cruce del Mar Negro (si hago spoilers los siento, pero ésta historia deberíais saberla todos); con especial hincapié en la conversión del protagonista, de ser totalmente descreído a aceptar la existencia del Dios de los hebreos.

Del argumento no vale la pena contar nada más, es conocido por todos y la película poco o nada aporta al mismo.

Los actores están a muy buen nivel, desde Cristian Bale como protagonista absoluto hasta Joel Edgerton como Ramsés. Un casting acertado que se complementa con un buen vestuario y ambientación. Una ambientación que huele a superproducción por los cuatro costados, con recreaciones de los momentos más épicos de la trama realmente bien hechos, aunque sin basarse en dichos efectos especiales para llegar al espectador.

El ritmo de la película está bastante bien medido también, aquí Ridley Scott tira de oficio y hace una película de manual.

Probablemente ese sea el principal problema de una película que es prácticamente impecable en todos los sentidos. El que la cinta de la sensación de haber sido hecha con el piloto automático por gente de talento que podría haber aportado un plus para que el resultado final fuera sobresaliente, pero que sin embargo se han conformado con un notable alto.

El tiempo la pondrá en su lugar, pero me extrañaría mucho que en unos años la pusieran en lugar de la de Charlton Heston; lo que la dejará como una reinterpretación blockbusteril del clásico. Una buena película para ver en una gran pantalla pero sin la magia de las grandes películas.

Yo lo he pasado muy bien viéndola, así que no tengáis miedo que es un buen producto.

Valoración Personal: 7,8.
Valoración Filmaffinity: 5,3.


PD: Comparada con la también reciente Noé de Russel Crow, ésta película se saca la chorra y se mea encima de la otra, así de claro os lo digo.
Publicar un comentario