miércoles, 17 de febrero de 2016

Slam Dunk #22

Sé que la idea de volver a comentar mangas que ya se habían pasado por aquí pierde parte de su sentido si no se hace por sagas y se pasa a los tomos, por aquello de decir más o menos lo mismo que se dijo en su momento. Pero el caso de éste tomo 22 de Slam Dunk es un tanto especial, el de un tomo que hace de puente entre las finales del torneo de la prefactura y el estreno del Shohoku en los nacionales.

El tomo entre medias nos cuenta unas cuantas pequeñas historias que le dan riqueza al “universo Slam Dunk”, cosas como que suspendan todos los titulares menos Akagi y deban estudiar para las recuperaciones, Rukawa quiriendo ir a EEUU (con la historia sobre Anzai) que venga una universidad a ver al capitán (abriendo un futuro interesante), el entrenamiento personalizado de Hanamichi o el ir de nuevo a la tienda de las zapatillas… todos éstos elementos juntos en un solo tomo, sin sensación de que se apresure para nada en ninguno de ellos y dando esas pequeñas historias que humanizan aún más a los personajes.


Estamos ante un tomo con un ritmo prácticamente perfecto, un dibujo genial y unos personajes con los que ya nos hemos encariñado, otro tomo más que demuestra lo grande que es ésta obra y qué pocas pueden acercársele en calidad dentro del mundo del manga.
Publicar un comentario