miércoles, 9 de marzo de 2016

Slam Dunk #25 a #31

Y llegamos ya al final del repaso (no sé si el cuarto o el quinto que hago) a Slam Dunk, unos tomos que van del 25 al 31 y que se centran en el partido eliminatorio contra el mejor equipo de Japón, un Sannou que se hace carismático a cada página de partido que pasa.

No podía ser mejor la despedida de la serie, un partido contra los chicos buenos del campeonato, siendo ellos los malos de película, como debe ser.

Al ver la longitud de éste partido en tomos puede que más de uno se asuste, pero no os preocupéis, se hace realmente corto y cuenta con un tramo final que está en lo más alto de la historia del manga deportivo: un ejemplo de cómo debe hacerse un final emocionante únicamente a base de viñetas, dibujarlas bien y colocarlas como un auténtico maestro.

Quitando que nunca jamás veréis un partido de baloncesto tan apasionante como éste, aquí tenemos el súmmum de lo que podía hacer su autor en cuanto a dibujo y composición de viñetas, una maravilla en lo que a expresiones faciales se refiere y unos personajes que hacen que los del principio parezcan caricaturas.

Ya sabéis mi opinión de éste manga: una auténtica obra maestra con unos personajes inolvidables y un dibujante que va a mejor tomo tras tomo, haciendo que echar la vista atrás apenas cinco tomos sea toda una experiencia.

Comentaré también que acabado el partido, tras esa emoción que te coge y no te suelta, tenemos un ligero bajón que acaba dejándote con ganas de más, con ganas de ver a Inoue retomando su obra magna en breve y ver qué harán los chicos del Shohoku en el siguiente año. Los mimbres están allí, los jugadores del nacional están creados y los rivales no pueden ser más carismáticos, así que esperemos que se lo piense y nos regale la tan esperada continuación.


Para seguir sabiendo mi opinión os pongo el link a la reseña que hice en su día, pero si no lo habéis leído ya os emplazo a hacerlo en cuando podáis. No os arrepentiréis.
Publicar un comentario