sábado, 9 de abril de 2016

Hace un Año LXXII... La Dama de Oro

Sin saber de qué iba la película, su principal atractivo era la presencia de Hellen Mirren junto a Ryan Reynolds, dos actores de carreras un tanto dispares pero que juntos tenía curiosidad para ver cómo funcionaban.

La Dama de Oro nos cuenta la historia de una mujer que tuvo que huir de Austria por culpa de los nazis y que contrata a un joven abogado (también de origen austríaco) para pedir la devolución de unos cuadros que pertenecían a su familia (entre ellos uno de su tía) y que tiene el gobierno austríaco expuestos como tesoro nacional.

Y eso es lo que nos encontraremos, los problemas de los dos personajes para hacer frente al sistema judicial, problemas que les hacen plantearse dejar el caso. Y los recuerdos de la mujer de su juventud y lo que para ella supuso abandonar su país.

Es una buena película, sencilla en su concepción y planteamiento, pero con fuerza suficiente en su historia y actuaciones (Hellen Mirren a la cabeza) como para ser agradable de ver. Un ritmo bien medido, problemas personales, avances, retrocesos, flashbacks… un buen coctel para una película sin pretensiones que consigue hacer llegar la historia a quien se acerque a ella.

Evidentemente no es un peliculón, no tiene tensión narrativa suficiente para serlo, aunque tampoco es que lo pretenda. Ryan Reynolds está simplemente correcto, y el resto de secundarios son accesorios por decir mucho. De esas películas que están más cuidadas que un telefilm pero que tampoco tiene unos grande valores de producción.

Vale la pena verla? Si os llama la trama de la película bien podéis darle una oportunidad, es agradable de ver y te deja un buen regusto al terminarla.

Valoración Personal: 7.

Publicar un comentario