viernes, 8 de abril de 2016

La Torre de la Golondina - Geralt de Rivia VI

Me ha costado cuatro años ponerme con el sexto libro de la saga del brujo, y ha sido gracias a el videojuego The Witcher III y a un especial aparecido en la Órbita de Endor hablando sobre el personaje del brujo. Supongo que literariamente ha sido una saga que reconozco que es buena pero que no ha conectado del todo conmigo hasta el momento. Será la Torre de la Golondrina el punto de inflexión?

Historia: Penúltimo volumen de la saga que ha convulsionado la fantasía. Ciri, convertida en bandolera, se enfrenta al implacable asesino enviado tras ella por el emperador de Nilfgaard. La pequeña bruja es cada vez más mortífera y despiadada... pero tal vez no lo suficiente. Mientras tanto, la compañía de Geralt se interna en el sur, y Yennefer rastrea el océano en busca del escondite del mago traidor Vilgefortz, que puede estar relacionado con la muerte de los padres de Ciri. Como ya saben sus centenares de miles de lectores en toda Europa, con Sapkowski la aventura, la humanidad y la originalidad están aseguradas.

En ésta novela se nos contará tanto la búsqueda de Ciri por parte de Geralt y Yennefer como lo que le ha sucedido a éste personaje desde su separación de la banda a la que pertenecía.

La gracia del relato está en la forma de contarlo más que en lo que cuenta, así por ejemplo, tenemos que la historia de Ciri nos la narra ella misma cuando se la cuenta a un ermitaño que la ha recogido medio muerta y la está cuidando en su casa.

Digo que la gracia está en la forma de contarlo porque pasar, lo que se dice pasar, no pasa demasiado que sea de relevancia. Me explico.

Es cierto que cada personaje tiene un viaje con algunas aventuras o paradas por el camino, Yennefer sola, Ciri sola y Geralt rodeado de un grupo variopinto. Y es cierto también que tendremos de fondo algunos movimientos políticos interesantes alrededor de la búsqueda de Ciri por parte de varios antagonistas de nuestros “héroes”. Pero todos éstos elementos no dejan de ser una excusa para contarnos en el tramo final de la novela algunas cosas sobre lo que realmente es Ciri.

Y por eso digo que el libro no avanza demasiado la trama, porque el grueso del mismo nos cuenta algo que no tiene demasiada relevancia, y cuando lo hacen es en forma de historia explicada por un tercero y no como algo que les suceda a los protagonistas.

Dicho esto las aventuras que viven sí que están bien, la forma de narrarlo es muy buena y los personajes me han parecido más atractivos en ésta ocasión que en las anteriores.

Personajes: El hecho que la política internacional nos llegue de oídas y que tengamos pocos capítulos con protagonistas trabajando activamente en la misma hace que el número de personajes satélite sea mucho menor. Incluso los villanos principales de la saga salen poco.

Así, los personajes que comento a continuación son los que más texto tienen y los que llevan el peso de la narración.

Ciri: La vemos empezar la novela malherida y siendo atendida en medio de ninguna parte. La joven ha pasado por algo muy duro (que ella misma relatará), algo que la ha convertido en una adolescente con recursos que ha aprendido a sobrevivir por su cuenta. Junto a ella vale la pena mencionar al ermitaño, un personaje excusa para que le cuente lo sucedido a alguien, pero al menos ese alguien se hace querer y tiene una historia propia que contar.

Geralt: El Brujo sigue empujado por sus sueños una pista inexistente con la obsesión de encontrar a Ciri. Es un personaje falible, que odia que sus amigos sufran y que intenta emprender la misión en solitario. Aquí se muestra como un personaje tenso a más no poder concentrado en una sola tarea.

Compañía de Geralt:

Bronhald: El nuevo villano de ésta novela, un caza recompensas especializado en cazar Brujos y que ha recibido el encargo de capturar a Ciri (quien, recordemos, es una pieza de política internacional de primer orden, además de tener poderes especiales). Un personaje frío y cruel al que le cogeremos cierta tirria incluso con sus pocas apariciones.

Yennefer: La hechicera que en apariencia traicionó a Geralt y a Ciri también está buscando a su ahijada. Éste personaje sale menos, pero sus capítulos nos ayudan a comprender lo sucedido en libros anteriores.

Otros: Tanto los antagonistas como la política internacional va en éste apartado. Personajes que venimos viendo desde casi la primera novela y que siguen trabajando con la vista puesta a la guerra entre los países del norte y el imperio de Nilfgaard. Dicha guerra se nos seguirá contando, pero desde sus ojos. En éste apartado (y como siempre) hay que destacar a Dijkstra, jefe de los servicios secretos de uno de los países del norte.

Tenemos también a un grupo de bandidos y a un par de personajes más, pero ninguna me ha calado lo suficiente como para mentarlos aquí.

Opinión personal: Creo que en la parte de trama ya he comentado lo que me puede parecer la novela, pero me explicaré un poco más para los que pasáis directamente a leer éste apartado.

La Torre de la Golondrina es una buena novela, posiblemente la que más me ha gustado hasta el momento de la saga del Brujo. Y lo es gracias a la forma particular que tiene el escritor de contarnos las cosas, como un cuento dentro de un cuento, con varios puntos de vista con una trama sencilla que se basa en ir del punto A al B y ver que pasa por el camino.

Es cierto que los antagonistas siguen con sus planes, que aparece un enemigo nuevo con cierta enjundia y que de fondo van pasando cosas. Pero pasan de fondo, los protagonistas parece que son empujados por el destino más que por sus propias decisiones y la resolución de la novela suena a Deus Ex Máquina más que a algo que suceda de forma natural.

Son ya seis las novelas de Geralt de Rivia que leo, novelas de literatura fantástica con un corte adulto en un mundo que me gusta y con personajes que me gustan. Novelas bien escritas. Pero novelas que no acaban de llegar a lo que me gustaría que fueran (y que sí es el videojuego basado en ellas), un producto en mi opinión notable pero al que, en conciencia no puedo dar el sobresaliente (y que en ocasiones me ha parecido hasta flojillo, en novelas anteriores, se entiende).

Me ha pasado, además, una cosa curiosa con éste libro. En los anteriores me perdía con tanto personaje o tanto politiqueo. Y en éste, entre que la cosa está mucho más centrada en unos pocos acontecimientos y que ya conozco el mundo mejor gracias al videojuego, pues me he enterado mucho mejor de quién es quién, no teniendo en ningún momento la sensación de descolocación.

Creo que las novelas ganan si has jugado a los videojuegos antes, incluso destripándote éstos varias revelaciones de las mismas (como el tramo final de ésta).

Ahora me queda ya sólo una novela para terminar la saga y otra que ha salido a modo de prólogo. A estas alturas sólo os recomiendo la saga de Brujo si no os importa que la lectura se haga farragosa en ocasiones, tragaros tres libros de relatos y uno bastante soso. Si ése es vuestro caso podéis adentraros en los mundos del Brujo sin miedo.

Si sois de los que habéis jugado primero a los videojuegos creo que los libros os entrarán mejor porque veréis muchas cosas que sólo conocéis de referencias, de primera mano.

De todos modos me guardaré la recomendación o no final en función de la última novela, a ver cómo acaba todo esto.

Valoración Personal: 8,5.

Publicar un comentario