jueves, 7 de abril de 2016

Daredevil T2

Reseña libre de spoilers que no se hayan visto ya en los trailers. Para spoilers los comentarios.

Más a tiempo de lo normal os traigo la segunda temporada de Daredevil, que se cuela entre reseñas escritas hace meses porque no podía aguantarme el dar mi opinión sobre la misma antes de que nadie se acuerde ya.

Tras una excelente primera temporada de Daredevil y una primera de Jessica Jones buena pero un poco por debajo, tenía cierto miedo sobre lo que podría acabar por encontrarme en la segunda temporada del héroe ciego de la Marvel. No tenía por qué asustarme.

Ya con su arranque la serie nos quiere decir que no nos preocupemos, que esto será igual o mejor que lo visto en la temporada anterior. Son cuatro capítulos los que componen el primer arco argumental, un arco argumental con The Punisher como rival a batir que hace dos cosas bien: recordarnos el tipo de serie que estamos viendo y presentar a un personaje tan potente como éste de forma magistral.

Serán trece los capítulos que al final podremos disfrutar de ésta serie, en ellos seguiremos un par o tres de tramas que se irán entrelazando, presentando a un par de personajes principales nuevos (The Punisher y Elektra, salían ya en el tráiler) y no se olvida de los viejos conocidos, con gran protagonismo para Foggy y Karen, los amigos de la versión “civil” de Daredevil.

Lo que se hace evidente a lo largo de los capítulos es que Matt Murdoc no puede con las dos vidas a la vez, siendo su faceta de justiciero la que va imponiéndose poco a poco, haciendo que su vida personal se resienta mucho.

La serie está rodada con maestría, con un acabado visual muy bueno, que retrata las zonas más sórdidas de Nueva York y hace creíble una trama de superhéroes en la que igual no son tan súper. Eso sí, preparaos para que entre un poquito más de tema sobrenatural en la serie, ya hubo en la primera temporada, pero en ésta segunda se hace más evidente.

Mención aparte merecen las escenas de acción: un espectáculo en el que sentiremos cada golpe incluso cuando veamos que no ha llegado a impactar (pasa poco pero pasa). Unas coreografías muy trabajadas de las que no sé cuál destacar, la verdad.

En la faceta actoral todos los personajes están a un nivel altísimo. Los ya conocidos me gustan tanto como antes, y de los dos (principales) nuevos hay que destacar al que hace de The Punisher, un acierto total. En cuanto a Elektra, confieso que al principio no me convencía, pero en dos o tres capítulos ya estaba entregado al personaje y había dejado de chirriarme totalmente.

Por si no lo habéis notado con mi tono entusiasta, Daredevil es lo mejor que he visto en lo que va de 2016 (a la espera de la nueva temporada de Juego de Tronos), un ejemplo con mayúsculas de lo bien que puede adaptarse a la televisión un personaje de comic haciendo una buena serie, no sólo una buena serie de superhéroes. Una serie con un tono adulto muy marcado y que gustará a casi todo el mundo.


A verla. Y si ya lo habéis hecho, decidme que os ha parecido en los comentarios. Allí podéis spoilear a placer.
Publicar un comentario