viernes, 29 de abril de 2016

La Espada del Inmortal

Es curioso porque éste manga no me lo empecé yo, era Rasetsu la que estaba haciéndolo y yo el que se acopló y se sumó a leer sus páginas. El motivo? En su momento (al acabar Rurouni Kenshin) quería leer una obra de samuráis, pero me decanté por Vagabond.

Dicho todo esto, que no le importa a nadie, paso a reseñar la Espada del Inmortal.

Historia: Ambientado en el Japón feudal, veremos cómo Manji, un hombre que acabó con cien funcionarios del gobierno, se ha puesto como meta acabar con mil bandidos con tal de expiar sus pecados. Y qué tiene de particular? Que en su cuerpo viven unos bichitos que le convierten en inmortal, volviendo a unir sus heridas en un tiempo récord.

Éste samurái sin un rumbo fijo recibe una petición para ser guardaespaldas, concretamente de una chica que vio cómo mataban a su padre, violaban a su madre para luego matarla y posteriormente se iban. El motivo de la petición? Que le acompañe hasta que se vengue de todos los que estaban en aquella habitación aquella noche.

Así, Manji y Rin emprenderán un viaje en busca de los delincuentes, viéndose involucrados en una lucha entre un grupo (el de los delincuentes) llamado el Itto ryu y los miembros del gobierno.

Lo que empieza como un buscar al siguiente objetivo y luchar contra él, se irá complicando poco a poco según conozcamos las motivaciones del Itto Ryu y las del gobierno, ampliando mucho la visión que tiene Rin de lo que sucedió y poniendo en juego un montón de personajes carismáticos con sus propios objetivos.

Una gran trama que no sólo sabe moverse bien dentro del mundo samurái, sino que también nos regala en una de sus tramas una saga como no he tenido el placer de leer en ninguna otra obra y por la que ya valdría la pena hacerse con la obra.

Dibujo: Hiroaki Samura evoluciona mucho a lo largo de los treinta tomos que componen la obra, pero es de esos autores que siguen manteniendo un estilo particular ya desde las primeras páginas.

Nos encontramos con un dibujo muy bueno, con carácter, que mezcla páginas perfectamente entintadas con otras que parecen únicamente hechas a lápiz (pero con un detalle altísimo). Creo que en un principio se debía a la falta de tiempo o de un equipo de ayudantes competente, algo que se notaba en algunas viñetas algo menos trabajadas. Pero con el tiempo ha sabido pulirlo y lo ha sabido incluir como una marca de estilo.

La recreación del Japón feudal es muy buena, no llega al nivel obsesivo de Vagabond, pero es un manga que entra por los ojos sin ningún tipo de problema. Un dibujo excelente que se luce todavía más cuando debe mostrar escenas de acción.

Hay que avisar que estamos ante un autor que no esconde la violencia, incluso se recrea en ella, así que los cortes y desmembramientos están a la orden del día, así como cierta crueldad en ocasiones innecesaria.

Resumiendo: un dibujo muy bueno, con unos personajes muy bien diseñados y un estilo propio que le sienta estupendamente a la historia.

Personajes: Será muy injusto mencionar a tan pocos personajes como haré a continuación, pero es una obra con una cantidad de personajes importantes y carismáticos muy elevada y si me pongo con todos y cada uno de ellos no acabaré nunca. Los que creo son más importantes son los siguientes:

Manji: El coprotagonista de la obra, un inmortal que parece aburrirse y que acepta el encargo de convertirse en el guardaespaldas de Rin. Un personaje poco hablador que prefiere que sus actos hablen por él.

Rin: La que tiene el deseo de venganza. Una joven sin demasiada fuerza combativa que se mete entre ceja y ceja acabar con el movimiento de Anotsu. Lo bueno de éste personaje es que iremos viendo cómo evoluciona a medida que se encuentra con más y más gente alrededor del Itto Ryu, haciendo de ella un personaje muy profundo.

Kagehisa Anotsu: Líder del Itto ryu. Un joven con un talento innato para la espada que sueña con crear una disciplina que aglutine todas las existentes, una disciplina basada única y exclusivamente en la fuerza de sus hombres, algo que Japón está perdiendo y que él cree que necesita recuperar de forma urgente.

Habaki: Líder de la guardia y personaje de fuertes convicciones morales, sobre el honor y la lealtad. Es un personaje que intenta siempre actuar en favor de su señor, aunque ello le lleve a actos que de otra forma no haría nunca.

Shira: Le conocemos como uno de los hombres de Habaki encargado de eliminar a miembros del Itto ryo, alguien despreciable pero diestro con la espada. Pero con el tiempo se va convirtiendo en uno de los mayores villanos que ha pasado por comic alguno. Da grima cada vez que aparece.

Magatsu: Podría haberme detenido y hablado de muchos de los miembros del Itto Ryu o del grupo de Habbaki, pero me decanto por Magatsu ya que parece ser un compañero/enemigo recurrente y su diseño le hace ciertamente carismático. Un hombre con pinta de ninja que lucha por Anotsu más por creer en él que por crear en lo que predica.

Otros: Ya he dicho que eran muchos los personajes carismáticos que pueblan las páginas de éste manga, algunos durante mucho tiempo mientras que otro son eliminados con cierta celeridad. Lo que sí que puedo aseguraros es que no habrá ninguno que os deje indiferente, y que hay más de uno (o de una pareja) que merecería un spin off por sí mismo.

Opinión personal: La Espada del Inmortal es una obra que me encanta, y que he tenido la suerte de poder releerme del tirón para hacer la reseña (porque al ritmo de publicación era una agonía).

La historia de Manji y Rin y cómo ésta se mezcla con una batalla entre dos facciones enfrentadas, con personajes inolvidables y escenas muy bien narradas, vale mucho la pena leerse. Cómo dos personajes que aparentemente no se parecen en nada se van acercando a medida que viven cosas juntos, convirtiéndose en familia el uno para el otro.

Como manga de samuráis deberíais hacer con él sí o sí. Pero es que no sólo se limita a combates entre expertos espadachines, aquí tenemos una historia con un fuerte componente adulto, ya sea por lo explícito de la acción o por los temas que trata, poniendo a todos los personajes en unas zonas grises que hacen la obra muchísimo más interesante.

Y no termina allí, y es que la Espada del Inmortal cuenta con un arco argumental simplemente magistral, de esos que hacen que un manga se ponga dentro de tu top 10 de favoritos y que lo recomiendes sin reservas a cualquiera con cierto estómago.

En el lado negativo tenemos un tramo final con demasiado combate, combate bien hecho y entre personajes que te importan, pero que si no te lees teniendo el siguiente tomo en la estantería acaba por hacer que te pierdas y no sepas ya quién es quién (un problema enorme en la edición española, cuyos últimos tomos han tardado AÑOS en salir). Por suerte, hoy por hoy se puede conseguir la obra completa, así que éstos combates se hacen épicos y tienes muchas ganas de saber quién saldrá con vida de ellos.

Para terminar diré que puede que el final no sea del gusto de todos, pero es coherente con lo que se nos ha venido contando y tiene un fondo de nostalgia que te deja tocado durante unos días.

Una obra excelente que todo amante del manga debería leer.

Valoración Personal: 9.

Publicar un comentario