lunes, 4 de abril de 2016

True Detective T2

Una de las sorpresas de 2014 fue sin lugar a dudas True Detective. Una primera temporada de una serie antología (cada temporada es distinta) que hacía salivar a los críticos y gustaba bastante a los profanos.

Personalmente pienso que es una serie sobrevalorada, apoyada sobre dos actores en estado de gracia y con una producción muy buena, pero que se pasa de frenada en el “ritmo HBO”.

La segunda temporada salió un año después contando de nuevo con actores conocidos en los papeles principales (Colin Farrell, Vince Vaughn, Rachel McAdams y Taylor Kitch). Un plantel que garantizaba una mínima calidad interpretativa y que quedaba supeditado a la nueva trama.

En ésta ocasión cambiamos de escenario a California donde se crea un grupo de tres policías de distintos cuerpos para investigar un asesinato. Asesinato que interesa por otro lado a un mafioso y que veremos está conectado con multitud de hilos en la escena californiana.

El que los investigadores provengan de distintos cuerpos y no se conozcan antes de investigar el caso hace que veamos personalidades muy distintas, con buenas interpretaciones y variedad suficiente como para poder identificarse con cualquiera de ellos. El mafioso, por otro lado, tiene una trama demasiado independiente durante casi todos los capítulos, dando la sensación de ser un pegote.

La producción sigue al mismo nivel que la primera temporada, las actuaciones un poco por debajo pero siguen siendo buenas (en mi humilde opinión) y la trama es mucho más clara, con más elementos personales de los protagonistas e incluso diría que me ha parecido más interesante.

En conjunto ésta segunda temporada me ha gustado más que la primera, siguiendo la línea de la misma y mostrando lo que realmente es ésta serie: una serie corta (ocho capítulos) de buena producción y actores que gira en torno a un caso pero en la que lo importante son las historias de los personajes principales de la misma. No es para nada una serie excelente, más bien de esas que ves porque están bien pero a las que un ritmo demasiado lento hacen que no destaque más.

Los que alucinasteis con la primera abominaréis de ésta segunda, si por el contrario pensabais que la primera temporada estaba sobrevalorada, ésta segunda seguro que os gusta más, o al menos a la altura.


No me meteré en las interpretaciones individuales de cada uno, pero he leído cosas sobre Vince Vaughn que dan vergüenza ajena. TODOS están más que correctos.
Publicar un comentario