miércoles, 6 de julio de 2016

Nura, Señor de los Yokai #15

Hacía tiempo que no me leía (y comentaba) dos novedades (al menos para mí) de forma consecutiva, así que estoy contento de poder hablaros hoy del quinceavo tomo de Nura, el Señor de los Yokai.

Lo primero que me ha llamado la atención ha sido que no estaba perdido en ningún momento, recordaba quién era quién y porqué estaba allí. Puede parecer una tontería, pero cuando hace tanto desde el tomo anterior a veces cuesta centrarse en la historia y uno queda un poco descolocado.

El tomo nos da más de lo mismo de lo que venía dando últimamente: el combate entre las fuerzas del protagonista y las de la mala de ésta larga saga. Y lo mejor es que los combates secundarios se dejan de lado y la cosa se centra mucho en el combate entre los dos personajes que importan, aunque no paren de aparecer extras.

Éste tomo es un shonen de manual, con combate principal y un montón de secundarios mirando, con el añadido de ver mucho de la cultura yokai japonesa, que tan ajena nos es aquí. Lo del ser súper poderoso que está apareciendo queda en un segundo plano, y ya no hablemos de la insinuación de un poder mayor que está detrás de todo… muy manido todo.

Una cosa que no me ha gustado ha sido el tema de los poderes, principalmente porque no me han quedado claras las normas aún, y no paro de tener la sensación de que el autor va improvisando sobre la marcha, añadiendo poderes según convenga, y eso confunde. Eso sí, los diseños de dichos poderes están muy trabajados y le dan ese punto de molonidad a la obra del que hasta ahora carecía.


En general un tomo entretenido, que no aporta prácticamente nada pero que al menos cumple y no se hace pesado.


Publicar un comentario