lunes, 4 de julio de 2016

PC - Ryse: Son of Rome

Juego de lanzamiento de Xbox One, Ryse: Son of Rome fue la primera auténtica demostración técnica de lo que la nueva generación de consolas podía hacer. Personalmente tenía mucha curiosidad por jugarlo, pero al comprarme la PS4 tuve que dejar el juego de lado.

Hasta que he tenido un pc capaz de moverlo.

Historia: Encarnamos a un legionario romano que está protegiendo al emperador, un soldado curtido de mil batallas que en ese momento se encuentra en una sala a solas con la máxima autoridad romana mientras la ciudad sufre el asedio de las tribus bárbaras.

En ese momento asistiremos a modo de flashback a cómo ese soldado ha llegado hasta ese momento, en una historia que arranca con la muerte de su familia, sigue con la invasión de Britania y acaba en el asedio de Roma.

La historia está narrada a medida que vivimos cada uno de los momentos importantes de su vida, una historia de venganza y lealtades mal entendidas muy bien ambientada, tanto dentro del Imperio como en las zonas más salvajes.

Como historia es bastante sencilla, pero cumple perfectamente al presentar a un personaje con punch y a unos antagonistas que llegan a ser odiables. Nada del otro mundo, aunque suficiente para el tipo de juego que tenemos entre manos.

Apartado técnico: Como he dicho en la introducción, si por algo destacaba Ryse en su salida al mercado era por un apartado técnico apabullante, con una recreación de distintos escenarios magistral y una cantidad de efectos en pantalla realmente increíble (como demuestran escenas como el desembarco o el asedio).

Es puro músculo gráfico, un juego que no moverá un pc cualquiera y que sigue siendo exigente en momentos puntuales. Una muestra técnica de lo que puede hacerse a día de hoy en lo visual.

Pero tanta cosa y tan bonita se cobra un precio: el juego es muy lineal, así que no tiene que crear grandes espacios abiertos por los que movernos. Y lo peor de todo: apenas hay variedad entre los enemigos, teniendo la sensación de estar matando una y otra vez al mismo enemigo. Cientos de veces.

El apartado sonoro cuenta con un buen doblaje (al castellano) y una banda sonora que acompaña bien a la acción.

Un juego que entra por los ojos como pocos lo hacen, pero que hace ciertas trampas para conseguirlo.

Jugabilidad: Historia resultona, apartado visual puntero. Entonces, porqué se llevó tantas hostias el juego en su salida? Básicamente por el apartado jugable.

La propuesta en interesante: un beat em up de ir avanzando por escenarios preciosos mientras acabamos con hordas de enemigos, una tras otra. Esto aderezado con momentos algo distintos, que nos obligan a usar elementos como balistas o lanzas para acabar con enemigos lejanos.

Por desgracia es un beat em up al que le falta profundidad en su sistema de combate, limitándose mucho éste a unos pocos golpes y a saber cuáles de ellos son efectivos contra cada tipo de enemigo (que son poco variados). Un sistema que premia hacer quick time events para acabar con nuestros enemigos, unas escenas en las que se para la acción para ejecutar a nuestro enemigo, escenas muy chulas pero poco variadas y que terminan por lastrar el ritmo del combate.

Para no cansarnos de tanto matar enemigos, el juego tiene un sistema de experiencia para mejorar nuestro personaje (bastante limitado) y una serie de coleccionables bastante fáciles de conseguir. En total no creo que le dure a nadie más de seis horas, algo que sería negativo pero que dado el esquema repetitivo de Ryse acaba por ser una ventaja (más horas de lo mismo acabarían por hartar a cualquiera).

Vamos, que entiendo perfectamente que es un juego poco pulido en lo jugable, al que añadiendo alguna mecánica más durante el combate o la posibilidad de quitar los combos por ejecución (o hacerlos más rápidos) hubieran hecho destacar a éste juego más de lo que destacó.

Opinión personal: Vaya por delante que he disfrutado del juego, pero ha sido porque era lo que buscaba en ese momento: un juego potente en lo visual que me diera una medida de mi nuevo pc, un juego corto e intenso para pasar un par de días antes de ponerme con propuestas más serias.

Tomado así, como un divertimento corto y habiéndome costado menos de cinco euros, no puedo quejarme por la experiencia que me ha proporcionado. En cambio, si me hubiera dejado los 60 € que valía de salida, pensando que era un juego vende consolas… mi decepción hubiera sido mayúscula.

Es un juego muy bonito, directo y sencillo para jugar con la idea de disfrutar de los gráficos y de dejarte engañar por la historia para llegar hasta el final. Una experiencia corta que no es todo lo satisfactoria que podría ser pero que tampoco convierten a Ryse en un mal juego.

Pienso que como juego cortito a jugar entre cosas más grandes (The Witcher III, Dragon Age Inquisition, Batman Arkham Knight, Bloodborne, Dark Souls 3…) puede servir siempre y cuando no te cueste demasiado dinero. Un juego desestresante y machacabotones cuyo mayor fallo fue apuntar demasiado alto y no llegar a lo que habían prometido.

Vale la pena? Creo que si lo encontráis a menos de 5 € bien podéis darle una oportunidad. Por más de ese precio mejor esperad, pero sólo si os llama la atención la ambientación y tenéis claro a lo que os váis a enfrentar.

Valoración Personal: 6.

Publicar un comentario