martes, 13 de septiembre de 2016

20th Century Boys #1 a #4 (y medio)

Acabada la relectura de Slam Dunk y Dragon Ball, me pongo a hacer lo mismo con 20th Century Boys. Sé que dije que me pondría con Claymore, pero por motivos espacio-estanteriles le ha tocado primero a la obra de Urasawa (tengo pendiente también releer Naruto).

Éste primer arco argumental (o al menos como yo he decidido partirlo) nos cuenta los inicios de lo que será una trama muy compleja. En él veremos cómo Kenji (un propietario de una tienda franquicia) debe hacerse cargo tanto de la tienda como de la hija de su hermana, mientras vive una vida sosa y recuerda batallitas de infancia con los amigos que quedan en el barrio.

Pero todo cambia cuando uno de sus antiguos amigos muere, y Kenji recibe una carta del mismo con un símbolo extraño que proviene de sus años de infancia. Desde ese momento y poco a poco Kenji se irá involucrando en un complot basado en lo que él y sus amigos imaginaban de pequeños, un complot que implica a una secta, virus, atentados terroristas… y todo mezclando lo que sucede en el presente con lo sucedido en el pasado.

Se trata de un manga de misterio, con un buen plantel de personajes (de los cuales se presentan a unos cuantos en éstos primeros tres tomos) y con una trama intrincada que no deja de dejar cosas por resolver a medida que se resuelven otras (un poco como en Lost).

Lo más destacable (más allá de la sensación de querer seguir leyendo para saber qué pasa) es la mezcla entre ciencia y fantasía que propone, ya que por momentos no sabes  a cuál de los dos géneros pertenece el manga. Es un thriller en toda regla que no te da un momento de respiro, saltando de un sitio a otro y dando pequeñas pistas para resolver el primer misterio de todos: quién está detrás de la identidad de “Amigo”.


Me ha sorprendido que el primer tomo no me enganchara. Me ha parecido lento y con pocos elementos de trama, vamos, que lo recordaba mejor. Por suerte el segundo y el tercero han remontado y han vuelto a meterme de lleno en la historia de 20th Century Boys, una historia que, de momento, es bastante entendible pero que si no me falla la memoria va dando unos tumbos cuando menos curiosos. Hasta aquí muy bien, pero debe ponerse mejor.

PD: Son personajes como Dios o Shugun, la evolución de personajes o lo bien mezclados que están los flashbacks lo que hacen que éste manga termine por enganchar.
PD2: La saga acaba con el fin del libro de profecías y un salto temporal de 14 años, así que me parece un bueb punto para cortar.
Publicar un comentario