jueves, 6 de octubre de 2016

Las Crónicas de Shannara T1

Debo reconocer que soy un fan acérrimo de la literatura fantástica, y que me tragaré cualquier adaptación a cine o televisión que huela mínimamente a fantasía heroica. Y eso es lo que he hecho con Las Crónicas de Shannara.

Lo primero que me llama la atención de la serie es el canal que se ha decidido a hacer la adaptación: la MTV. No sé si es que tengo una edad pero al pensar en MTV pienso en videoclips o en programas horrendos como Gandía Shore. Así que, qué interés puede tener un canal de éste estilo en adaptar una obra literaria que no esté de rabiosa actualidad (les veía mucho más una serie como Shadowhunters).

Pues bien, parece que alguien dentro del canal ha visto el potencial de éste tipo de obras, y ha encargado una primera temporada de diez capítulos para sumergirnos en el típico mundo de fantasía donde un mal ancestral está despertando y sólo un grupo de jóvenes héroes guiados por una especie de mago de gran poder podrá parar el fin del mundo. Es un argumento muy manido, y el desarrollo de la historia tampoco da para grandes sorpresas, encontrando todos los elementos más clásicos de la literatura fantástica.

Donde sí se le da una vuelta de tuerca es en la ambientación, siendo nuestro mundo en el futuro el que ha dado lugar a múltiples razas descendientes de la humana, y todo por cierto Apocalipsis que sucedió hace mucho tiempo. Ahora sólo quedan ruinas, los descendientes se parecen mucho a lo que conocemos como elfos o gnomos y por haber, hay hasta magia.

Llama mucho la atención que el canal se ha dejado mucho dinero en la adaptación, no a la altura de un Juego de Tronos, pero sí lo suficiente para que luzca en pantalla. Es un detalle que hace que la serie se vea bastante bien, sin momentos molestos en lo que a efectos especiales se refiere.

El elenco de actores (liderados por Manu Benett o John Rhys-Davies) es bastante acertado, con un plantel joven que sabe actuar (algo que no pueden decir la mayoría de planteles de éste estilo) y parece implicado con el proyecto. Acierto total por parte del cast, al menos para el tono y lo que requería la serie.

El ritmo no faltará en éstos diez capítulos, en los que los personajes crecerán y vivirán aventuras, paralelas a la aparición de un ejército de demonios que amenaza con destruir el mundo. Lástima que a veces se pasen con el ritmo, haciendo correr a los acontecimientos para que quepan en diez capítulos, dando como resultado momentos apresurados o personajes apareciendo de golpe en un lugar que se supo estaba muy lejos… un error perdonable pero que saca en más de una ocasión de la serie.

El enfoque juvenil (con trío amoroso) no está reñido con cierta casquería (hay muertes algo salvajes) y no hace que la serie me saque. Es posible que la gente de más edad no se acerque a la serie por verla como un típico romance adolescente con otra cara (y no les faltará razón) pero aquellos que disfrutamos con nuestro lado adolescente no tenemos por qué preocuparnos.


En general queda una serie notable, con muy buenas ideas a la que la prisas pueden haber jugado una mala pasada. Una serie con buenos mimbres y que en su segunda (confirmada ya) temporada deberá confirmar que no ha sido suerte, y dar un paso adelante en calidad para que os la pueda recomendar sin reservas. Ahora tenemos una serie notable, que vale la pena ver si te va la fantasía de toda la vida pero que no es todo lo redonda que podría haber sido.
Publicar un comentario