lunes, 12 de diciembre de 2016

Anime - Ajin

Otro de esos animes que Netflix me recomienda, eso es lo que os traeré hoy. Eso sí, antes de nada os aviso que es una historia inconclusa con tal sólo ésta primera temporada, así que a esperar toca.

Estudio:  Polygon Pictures   
Nº Capítulos: 13
Manga Original de: Gamon Sakurai
Historia: Hace unos años apareció el primer Ajin, un humano que no podía morir por mucho que acabaran con él. Su aparición en pleno conflicto armado alarmó al mundo y, desde entonces, han aparecido más.

Lo malo es que no se sabe quién es uno de ellos hasta que “resucitan”, ni tan sólo ellos mismos. Lo que hace que haya cierta paranoia al respecto.

La sociedad se ha tomado a los Ajin como un fenómeno extraño, como unos seres que no son humanos y a los que hay que investigar, poniendo precio a sus cabezas (capturarlos vivos es perfectamente posible) y usándolos como conejillos de indias para conocer el origen de su inmortalidad.

En éste marco tenemos a nuestro protagonista, un chaval cualquiera (incluso algo cabrón) que es atropellado por un camión, descubriendo al levantarse de nuevo que es uno de los Ajin. Desde ese momento veremos cómo huye de las autoridades a la vez que intenta encontrar a otros que sean como él.

Es un thriller de acción con elementos sobrenaturales que sabe atrapar por su argumento desde el primer capítulo, teniendo además a su favor unos capítulos cortos, que empujan a ver otro más.
Apartado técnico: El estudio responsable de éste anime ha optado por una solución que cada vez se ve más y que hasta el momento no acababa de convencerme: la animación 3D mezclada con fondos tradicionales.

Y digo que no me convencía hasta el momento porque los productos que había visto usándola (Kinghts of Sidonia o las películas de Berserk) no acababan de integrarlo de forma natural, quedando más como un parche que como algo que realmente quedara bien en pantalla.

Pues bien, en Ajin ya no he tenido esa sensación. Y es que no sé si es la paleta de colores utilizada o cómo sombrean a los personajes, pero el caso es que ves la serie y no estás todo el rato pensando en que es una animación hecha por ordenador, se siente mucho más orgánica que intentos previos.

Y éste cambio a mejor hace que el resultado general en pantalla del anime sea muy bueno. Vamos, que no tiene los típicos altibajos de las series de animación japonesas, acercándose muchísimo a lo que puede verse en un buen OVA o en una película.

Por otro lado, tanto el diseño de personajes como las localizaciones son realmente buenas, pero donde destaca realmente éste anime es en las secuencias de acción: una auténtica maravilla repleta de sangre y desmembramientos, con momentos para el recuerdo por lo bien hilados y planificados que están.

Resumiendo: un anime de los que se ven pocos, completamente cuidado en todo momento y únicamente por detrás de One Punch man (que en sus escenas de acción es lo mejor que he visto en dibujos animados).
Personajes: Otra de las gracias que tiene éste anime son sus personajes. Desde un protagonista nada típico hasta un grupo de secundarios a cada cuál más particular, alejados de los arquetipos en la mayoría de casos. Los principales son los siguientes:

Kei: El protagonista, un estudiante preocupado por sí mismo que pasa totalmente de los demás. Egoísta es decir poco. Al saber que es un Ajin demuestra tener cierta inteligencia, no en vano es capaz de huir bastante bien de sus perseguidores; por desgracia para los demás, hará lo que sea necesario para mantenerse a salvo.

Kaito: Amigo de la infancia de Kei y la primera persona en la que piensa el protagonista para que le ayude en su huida. Éste es todo lo opuesto a su compañero: altruista, valiente, confiado… alguien capaz de ayudar a un antiguo amigo que te dio de lado cuando os hicisteis mayores.

Sato: EL personaje de la serie, un Ajin con ciertas ideas políticas que intentará juntar a su alrededor a otros que son como él. Su objetivo? Que los Ajin dejen de ser perseguidos y cazados, a la par que conseguir el poder (al que cree que tiene derecho por ser superior a los humanos). Un hombre de cierta edad, de apariencia afable, que esconde en su interior a un auténtico psicópata.

Tosaki: Encargado de la facción japonesa que captura a los Ajin, a la par que enlace con la policía cuando las cosas se tuercen. Es un hombre frío y calculador que sólo parece tener aprecio por su ayudante y que es capaz de vender a cualquiera por seguir adelante en su carrera.
Opinión Personal: Ajin es un gran anime, uno de esos que sabe partir de un argumento original e interesante y sabe darle un desarrollo mejor si cabe.

Durante los trece capítulos que dura en ésta, su primera temporada (estoy convencido de que habrá más), sabe mantener atrapado al que se pone con ella, y no sólo por tener un argumento interesante que no deja de avanzar en casi ningún capítulo, sino por contar también con una animación y personajes a la altura de la historia que se está contando.

Hay que avisar también de que estamos ante un producto que no es para todos los públicos, con sangre, muertes, tortura… a veces casi gratuita. Pero es un nivel de sangre y desmembramientos que te está pidiendo el guion, así que si no os hace nada verlo (tampoco es de los animes más desagradables que he visto en éste aspecto, no se recrea) podéis acercaros a Ajin sin miedo.

Lo que sí que da mucha rabia es que se nos presentan personajes y situaciones que no tienen continuidad a lo largo de la temporada, quedando colgados para la posible continuación. Y digo que da rabia porque acabas la serie pensando que te han tomado el pelo en algún que otro aspecto, y que si llegas a saber que quedaba todo tan abierto igual te esperabas a que apareciera la continuación (sin fecha concreta) antes de meterte.

Para los más impacientes siempre quedará seguir el manga, que se está publicando en castellano. Los demás tendremos que esperar pacientemente a que se decidan a sacar la segunda temporada (que estoy convencido de que tampoco será la última).

La recomiendo? Si la premisa y el primera capítulo os gustan, vedla hasta el final, es de las que valen la pena.

Valoración personal: 9.
Publicar un comentario