lunes, 19 de diciembre de 2016

Anime - Kuro Mukuro T1

De nuevo os traigo un anime distribuido por Netflix en nuestro país, uno de esos que nos acercan la animación japonesa más moderna sin tener que esperar a fansubs (aunque esté subtitulado) ni a una edición en castellano que a saber cuándo llegará.

Hoy toca hablar de Kuro Mukuro.

Estudio:  P.A. Works
Nº Capítulos: 13
Historia: En nuestro mundo, un centro de investigación japonés está centrado en ciertas reliquias de la época japonesa que son de una tecnología evidentemente avanzada. Hasta que un día, la hija de la directora del centro activa sin querer dicha tecnología, dejando libre a un chico que dice ser un samurái de hace más de 450 años.

Con el despertar del samurái aparecen también los enemigos contra los que luchó hace tanto tiempo, y que no son otros que alienígenas montados en algo similar a un mecha.

Desde ese momento iremos desgranando poco a poco la historia del samurái, su relación con la chica y los extraterrestres y qué esconde la tecnología de hace tanto tiempo.

Por suerte la serie no se centra en los combates entre mechas (que también tiene) sino que lo hace en el aspecto personal, presentando a una serie de personajes (pilotos humanos, compañeros de clase, miembros del centro de investigación) que hacen de la serie una mezcla entre el anime de luchas de robots y uno de instituto, cogiendo lo mejor de ambos mundos.

Una trama bien hilada y que no se deja de lado en ningún momento de los trece capítulos que componen ésta primera temporada (la segunda ya está disponible en Netflix).
Apartado técnico: Con éste anime me vuelvo a dar cuenta de lo poco que sé de los estudios de animación japoneses, y es que tiene delito que P.A. Works no me sonara de absolutamente nada (desde éste momento soy fan).

Tenemos una serie que cuenta con una animación de aspecto tradicional (al fin una que deja de lado el 3D para los personajes) y lo hace de una forma realmente buena, con diseños muy atractivos y una animación tan fluida que es digna de una película.

Y lo mejor: sin bajones en los típicos capítulos de relleno.

Así pues, contamos con una temporada colorida, bien animada y con un dibujo estupendo. Algo más que pedir?

Personajes: Es cierto que en ésta ocasión tenemos personajes bastante estereotipados, pero tenemos la suerte de contar con un dibujo que les da un mayor carisma de lo que tendrían bajo otra mano. Veamos a los principales.

Kennosuke: El samurái que despierta en un mundo totalmente ajeno al suyo, un hombre de honor obsesionado con una pérdida de su pasado y con luchar con los mechas enemigos, a los que él llamo demonios. Es alocado por decir algo, un chaval no demasiado reflexivo que aportará bastantes problemas a los que le rodean.

Yukina: La chica que lo empieza todo, una chica que no destaca demasiado pero que es la hija de la directora del centro de investigación. Por surte o por desgracia es ella la que abre la máquina en la que estaba Kennosuke, y es ella la única que puede pilotar el piloto junto al samurái.

Pilotos: Hay unos pocos pilotos más de mecha humanos (4 pilotos para 2 mechas), unos personajes no demasiado profundos pero sí carismáticos que sirven de apoyo durante las batallas.

Centro de investigación: Desde la madre de Yukina hasta los encargados de la seguridad militar, todos tienen su momentito para hacernos ver que eso se parece más a una gran familia que a una organización pautada y jerárquica.

Amigos de colegio/familiares: Como no podía ser de otro modo, Yukina asiste al instituto, donde tiene a los típicos amigos de anime (desde el que está colado por ella a la amiga pesada), lo que unido a una hermana pequeña y a un tío que cuida de ambas nos acaba por dar un ambiente que hemos visto muchas veces pero que sigue funcionando.
Opinión Personal: Ayer escribía (no sé cuándo se publicará) la reseña de la primera temporada de Ajin, una serie que comparada con ésta tiene un guion mucho más interesante y sólido y una animación distinta pero de igual calidad.

Entonces, en qué destaca ésta serie? En que disfrutas mucho viéndola. Es de esos animes agradables de ver, divertidos, con acción, un misterio que resolver… y el día a día de unos personajes que acaban por caerte bien, por muy estereotipados que estén.

Es un anime que mezcla samuráis y mechas, y lo hace añadiendo alienígenas a la ecuación. Y funciona, que era lo más complicado.

Si la premisa de la serie o su buen dibujo/animación os atraen aunque sea sólo un poquitín, no podéis dejar pasar de largo ésta obra. No está llamada a hacer historia, pero seguro que la disfrutáis.

No lo he dicho, pero ésta primera temporada no es sino la mitad de los capítulos que se hicieron en su momento, por lo que se queda en el aire. La ventaja? Que en el momento en que se publicará esto ya se habrá emitido la segunda, con lo que no tendréis que esperar para ver el final de la historia (espero).

Valoración personal: 9.
Publicar un comentario