jueves, 15 de diciembre de 2016

Cars

La reseña de ésta semana viene fuera del marco de la peli semanal, y es que no sólo de ver estrenos de hacer un año vive un servidor. Eso sí, debo admitir que el motivo de haber visto ésta película no es otro que la obsesión que ha cogido mi niño con ella (tiene tres añitos), así que posiblemente es la película que más veces he visto antes de ponerme a hacer una reseña.

Estamos ante una película de animación de la mano de Pixar y dirigida por John Lasseter, algo que dentro del estudio ya son palabras mayores. Es también una película de 2006, con más de diez años a sus espaldas, por lo que la calidad visual no está a la altura de las películas del género más modernas.

La historia nos cuenta cómo Rayo Mcqueen, un coche de carreras, afronta la última prueba de la temporada, aquella que puede llevarle a ser el primer novato en conseguir la codiciada Copa Pistón. El chaval se lo tiene tan creído que aparta de sí a aquellos que le quieren ayudar, motivo (entre otros) por el que acaba perdido en un pueblo que nadie conoce, obligado a reconstruir una carretera que él ha destruido.

En éste pueblo, y como no puede ser de otra forma, conocerá gente que le cogerá aprecio por ser quién es, amigos carismáticos que viven tranquilos en éste pueblo.

Algún que otro giro de guion, momentos de humor, exaltación de la amistad y reconocimiento de que se necesita gente alrededor para conseguir las metas que uno se propone… y un final muy bien hecho.

La verdad es que la película se pasa en un suspiro, con un ritmo muy bien medido y una serie de personajes que encandilarán a los más pequeños de la casa (la mía está llena de personajes de la película) y quizá a los más mayores.

Es una cinta que puede verse con cualquier edad, con un metraje que pasa sin que te des cuenta y que no llega a cansar ni siquiera con las incesantes repeticiones a las que me han sometido con ella.

Una película colorista, con valores y bastante molona. No es lo mejor que ha hecho Pixar, pero sí que estamos ante un producto que raya el sobresaliente. A mí me encanta, y no soy el único en casa al que le pasa lo mismo.

Valoración Personal: 8,8.
Valoración Metacritic: 73. 
Publicar un comentario