miércoles, 14 de diciembre de 2016

One Punch-Man #7

Parece mentira que con una historia y un desarrollo tan simplones acabe por salir una obra tan entretenida como ésta. La obra del héroe que acaba con todos los enemigos de un simple puñetazo.

Éste tomo termina la amenaza del rey del universo (sí, como suena) con el “combate” más interesante de cuantos han pasado por las páginas de One Punch. La lástima es que tras éste enemigo no se me ocurre qué leches puede aparecer que valga la pena…

Pero bueno, como el futuro no debería preocuparnos ahora mismo pasemos a ver qué aporta éste tomo: acción. Es el tramo de historia con menos humor (aunque sigue teniéndolo) y cuenta con la acción más frenética en lo que va de obra. No sólo eso, sino que la misma se resuelve en una serie de splash page consecutivas simplemente impresionantes.

Y otra cosa curiosa es la segunda mitad del tomo, que en lugar de seguir con la obra principal va y mete un bonus con más humor que otra cosa, más similar a los inicios de la serie que a lo que veníamos viendo desde que apareció la asociación de súper héroes.

Me gusta, y mucho, esa mezcla de acción desfasada, humor absurdo y dibujo estupendo hace que disfrute cada tomo. No es una obra maestra, pero entretener y divertir lo consigue sin despeinarse. 
Publicar un comentario