viernes, 30 de diciembre de 2016

Una Muerte de la Familia

El comic que nos ocupa hoy es un tanto especial, un comic que marcó un antes y un después en la historia del comic americano más por cómo se planteó que por la calidad del mismo. En él los lectores podían llamar a la editorial para decidir el destino de Robin: vivir o morir. Y éste fue el resultado.

Historia: Batman se da cuenta de que quizá no debería haberle dado el traje de Robin tan pronto a nuevo discípulo. Es alguien excesivamente rebelde, con demasiada furia y dolor en su interior, alguien que aún no ha superado la muerte de sus padres. Y es por ello que le prohíbe volver a ser Robin hasta que esté más centrado.

Por su parte Robin descubre en unas cartas de sus padres que la creía su madre no lo era en realidad, y que su madre biológica podría seguir viva. Para ello empieza a investigar, y reduce las candidatas a tres posibilidades. Así que se va de viaje para descubrir la verdad.

Luego tenemos al joker, que corto de fondos está dispuesto a vender una cabeza nuclear en el mercado negro, algo que (curiosamente) le lleva por las mismas localizaciones por las que estará Robin.

El resultado? Una trama que se cruza, bien ideada, con escenarios variados y bastante mejor de lo que me esperaba, y más siendo un comic de finales de los ochenta. Además de tener un añadido post mortem que redondea la trama y te deja un buen sabor de boca.

Dibujo: Acabo de decir que es un comic de finales de los ochenta, y yo, en mi ignorancia sobre el mundo del comic americano de la época acostumbro a ver el dibujo muy similar a cualquier otro Batman de años similares.

Es un dibujo que se nota antiguo, con un color extraño y un tono general a medias entre lo camp y lo más moderno.

No digo que sea un dibujo malo, de hecho cuando te metes en la historia lo olvidas totalmente y te dejas llevar (señal de que narrativamente está bien hecho). Pero también es cierto que cada vez que abro un comic y tiene un dibujo “tipo ochentas o anterior” me tira un poco para atrás.

Para gustos los colores.

Personajes: Es interesante ver el tratamiento de los personajes en la época en la que está escrito el comic. Veamos los tres principales.

Batman: Le veremos tanto en su faceta de investigador (persiguiendo al Joker) como de padre, ayudando a Todd (Robin) en todo lo que pueda. Es un personaje mucho menos atormentado que el actual, más comprensivo y mucho más “bueno”. Su reacción al final del tomo es muy entendible, y en general ha sido una encarnación del Murciélago que me ha gustado bastante.

Robin: El chico rebelde que no caía bien y que el público decidió matar. En ésta historia pasa de insoportable a personaje con posibilidades; y su final seguro que fue un impacto para el lector y una de las primeras muertes “permanentes” en el mundo Dc.

Joker: Villano megalómano en busca de dinero. Tiene un comportamiento estrafalario y de genio del mal loco, le he visto mejor en los comics de Batman. Quizá le falte algo más de personalidad.

Otros: Es un comic cortito, así que el resto de personajes que aparecen en él no pasan de testimoniales. Aun así, tanto Alfred como la última candidata para ser la madre de Robin le dan algo de profundidad a la obra.

Opinión Personal: Debo ser sincero y decir que no esperaba prácticamente nada de ésta obra. Un comic de esos que ha pasado a la historia por un truco publicitario que les salió del revés (intentar levantar la popularidad de un personaje para tener que terminar matándolo) pero que guarda en su interior una buena historia.

No diré la burrada de decir que es el mejor comic de Batman que he leído hasta el momento, pero sí creo que roza el sobresaliente, no sólo porque nos da una historia interesante (aunque a veces abuse del Deus Ex) sino porque encima la termina de una forma que no esperabas.

Tiene dramatismo, acción, humor, un Batman distinto pero interesante y suficientes elementos como para considerarla una buena historia cerrada (que a veces quedan tantos cabos sueltos que es difícil recomendar algo de Batman para entrar en él).

Si el dibujo no os tira para atrás y le podéis perdonar algunas cosas propias de la época acabaréis por encontraros un muy buen comic, cortito, directo y que os hará disfrutar.

Valoración Personal: 8,8.
Publicar un comentario