sábado, 7 de enero de 2017

Hace un Año CXI... Joy

Éste semana nos toca una película de lucimiento total y absoluto de Jennifer Lawrence, de esas películas pequeñas en forma pero que parecen hechas para llevar a un actor/actriz hacia la carrera por los Oscar. El motivo? Drama familiar biográfico con moralina y oda al estilo de vida americano.

La película nos cuenta la historia de Joy, una mujer joven atrapada en una vida que no es la que ha pedido pero a la que las circunstancias la han arrastrado. Es alguien que cuida de su madre, tiene a su ex marido viviendo en su casa y se desvive por los suyos. Hasta que dice basta y decide pedir ayuda para perseguir su sueño.

Si en ésta película no hubiera los actores que hay y las formas fueran ligeramente distintas pasaría de película para lucimiento actoral a telefilm de la tarde sin más historia. Y digo esto tal cual porque el fondo de la película es precisamente ése, por mucho que se vista.

El argumento lo hemos visto una y mil veces, incluso con el fondo biográfico que tanto parece gustar en EEUU. La diferencia? Que en ésta película hay medios suficientes para poner a la Lawrence de protagonista y a actores como DeNiro o Bradley Cooper de secundarios de lujo.

El desarrollo tampoco se sale de lo normal: montaña rusa de emociones con los problemas familiares de fondo.

Entonces, dónde destaca ésta película para que se haya llevado tantos elogios? En lo principal, la actuación de la actriz que soporta el peso de la película.

Y es que Jennifer Lawrence demuestra que es una actriz con varios registros, capaz de salir por sí misma del encasillamiento y dar muestras evidentes de lo buena que será cuando tenga unos cuantos años más.  Lo que no entiendo es que se llevara el Globo de Oro a actriz de comedia, porque la película comedia, comedia, no es. Más bien un drama con momentos de bajar la tensión, así que por mí no hubiera entrado ni en la categoría. Por lo que respecta a su nominación a los Oscar me parece también desproporcionada, aunque es cierto que debería mirar el resto de nominadas para saber cuál era el nivel.

Creo que el resultado final de la película es más que correcto, casi dos horas de metraje que no se hace para nada pesado y que consigue contarnos una historia sin altibajos, yendo siempre a lo que le importa al director y llevándonos de la mano hasta el inevitable final. Personalmente no es una película que vaya a repetir, pero sí que puede ser válida si os van los dramas familiares o las historias de superación al más puro estilo Hollywood.

Valoración Personal: 6,5.
Publicar un comentario