miércoles, 12 de abril de 2017

One Punch Man #11

Me parece muy curioso que una obra como ésta se permita tomos como el que hoy nos ocupa o como el que estuvo centrado en King, y eso son tomos en los que el protagonista apenas sale en unas pocas páginas y que se centran en uno de los personajes secundarios de la obra, de forma casi exclusiva.

En ésta ocasión el elegido es el héroe de clase S que lleva el bate metálico (del que coge el nombre), un macarra con un gran poder destructivo y un aguante sin parangón. Con éste buen hombre viviremos una serie de ataques por todo el país (orquestados por lo que parece una organización de monstruos al estilo de la de los héroes) y un combate épico y totalmente increíble a nivel visual contra Lobo.

Es un tramo con mucho menos humor del habitual, con épica por los cuatro costados y con un personaje que mola mucho. Un tipo de tomo del que espero ver muchos más (le dan variedad, hacen avanzar la trama y descongestionan de una posible saturación de Saitama, además de conocer mucho mejor a personajes molones).

Luego están las pocas páginas dedicadas al protagonista, incluido el capítulo extra al final. Aquí volvemos a la tónica habitual, con su humor absurdo y su personaje aburrido de la vida.

El conjunto deja un tomo muy divertido, con viñetas espectaculares y una trama que se nota (sí, esto tiene trama) y que avanza a su ritmo.

Imprescindible? Sí, con once tomos creo que a poco que te vaya el shonen deberías haber comprado ya ésta obra.
Publicar un comentario