jueves, 6 de abril de 2017

PC - Star Wars: The Force Unleashed II

Los juegos de Star Wars siempre acaban causando sensación, ya sea por su calidad o por la franquicia a la que representan. Ese fue el caso del primer Star Wars Unleashed, un juego que nos ponía en la piel del aprendiz de Darth Vader y cómo éste personaje hacía frente a sus sentimientos en un juego con buenas ideas pero al que le faltaba pulirse para acabar de destacar.

Pues bien, hoy afrontamos su segunda entrega, un juego al que lo mínimo que se le puede pedir es que arregle los errores de su predecesor. No?
Historia: En ésta entrega volvemos a encarnar al poderoso Aprendiz de Vader, un personaje que parece haber perdido parte de sus recuerdos y que no sabe si es el original o un clon. Lo que sí tiene claros son sus sentimientos hacia cierta piloto de la primera entrega, una piloto que se propone encontrar.

Y así empieza una aventura en la que iremos de un lugar a otro sin saber muy porqué, con varias escenas de vídeo intermedias un tanto inconexas y, con una trama, mal llevada y mal contada pese a tener potencial en su punto de partida.

Totalmente prescindible y sin ningún tipo de gancho.

Apartado técnico: El juego tiene tan sólo siete años, y la verdad es que para ser de la época que es no se va nada mal. Uno de esos que hacía un uso decente de los recursos que tenía disponibles pero que tampoco destacaba ni por un apartado técnico puntero ni por una faceta artística demasiado inspirada.

Visto a día de hoy sigue siendo un juego que se deja jugar, una ligera evolución de la primera entrega pero un juego bastante del montón en cuanto a gráficos de refiere.

Donde sí que está algo mejor es en lo sonoro, pero faltaría más, que es un producto Star Wars con licencia!
Jugabilidad: Cualquiera diría que encarnar a alguien con un gran poder en la Fuerza, con un sable laser y que tiene que avanzar destruyendo grupo tras grupo de enemigo sería algo divertido, un reto con el que poner a prueba nuestras habilidades y que nos haría disfrutar al ponernos a los mandos de un Sith/Jedi.

Pues bien, el sistema de combate de éste juego es bastante plano, unos combos que se ejecutan de forma muy sencilla y unos poderes que, aunque debamos ir desbloqueando con puntos de experiencia, no dan la sensación de que estemos realmente llevando a un personaje dándolo todo.

Con un control un tanto tosco y una dificultad prácticamente inexistente lo que acaba de rematar la experiencia es una duración de apenas cuatro horitas, y sí, os quedará algún coleccionable por encontrar (raro, es un juego pasillero a más no poder), pero el incentivo para encontrarlo será totalmente nulo y os garantizo que no tendréis ningunas ganas de volver a pasar por lo mismo una segunda vez.

Los enemigos finales tampoco es que estén especialmente inspirados, ni tan sólo el último…

Vamos, que es un juego corto, rápido y sin demasiado aliciente. Aburrido? Quizás no tanto, pero está muy lejos de las propuestas punteras en su género. Muy lejos.
Opinión personal: La primera entrega de ésta saga (truncada ya) era bastante decente, un juego divertido y con buenas ideas que nos ponía a los mandos de un personaje interesante y nos llevaba por varios escenarios del universo Star Wars. Era un juego con errores, algunos de bulto que esperaba ver subsanados en ésta continuación, pero aun así era divertido y ofrecía una aventura que (de encontrar barata) valía la pena jugar.

Ésta segunda entrega no sólo repite los errores de la primera, sino que se siente como un juego peor acabado, sacado antes de tiempo por el mero hecho de vender copias ya provechar el tirón de la franquicia, un auténtico ejemplo de lo que no hay que hacer con una segunda parte, y una entrega que hundió lo que podría haber sido una franquicia de más recorrido.

La historia es penosa, así como su desarrollo, visualmente el juego era normalito en su momento y bastante justo a día de hoy (con algunos bugs incomprensibles) y jugablemente es tosco como él solo y excesivamente corto (aunque visto lo visto, quizás esto último sea más un acierto que otra cosa).

Con todo nos queda un juego tan justito que no llega ni al aprobado, un producto al que no hay que acercarse ni siquiera si os ha gustado la entrega anterior (algo para nada habitual) y un juego al que no veo un público objetivo más allá de los coleccionistas del universo creado por George Lucas, unos coleccionistas que no creo que acaben jugando lo que se han comprado.

Una lástima, la saga se merecía algo bastante mejor que lo que nos encontramos aquí, y tenían mimbres para haberlo conseguido.

Valoración Personal: 3,5.
Publicar un comentario