miércoles, 27 de febrero de 2008

Warhammer - Miniaturas 02

Ala, otra de las miniaturas que tengo en el ejército (ésta también tiene sus años), y a la primera que le pinté los ojos (es vizco de cojones XD). Ala, para los que no sepáis ni de que va el juego, quedqaros con la foto (qué mal pintaba..)

 

Aënur tardó mucho en darse cuenta de lo que realmente quería: durante años vagó solo por los bosques de Athel Loren actuando como cazador; y asaltando a pequeñas manadas de hombres bestias a las que freía a disparos con su flecha lluvia de la muerte.

Ése tipo de vida le llenó completamente, pero poco a poco los bosques se fueron haciendo peligrosos, e incluso un noble asrai como él lo tenía difícil para sobrevivir. Hastas que vio la luz.

Todo sucedió muy deprisa, se encontraba en las zonas exteriores de Athel Loren cuando fue asaltado por una manada de centigors que le había estado siguiendo durante días. Al verlos aparecer usó su mas preciado recurso, la Flecha mágica con la que acabó con 7 de ellos. Pero no fue suficiente, los centigors cargaron con toda su furia y le tenían completamente acorralado. Malherido, Aënur presentía su final, cuando surgiendo de la nada apareció un regimiento de la Guardia Eterna.

Al borde de la incosnciencia vió como varios de ellos caían para sacarle de ésa situación; y cuando parecía que al fin estaba a salvo, perdió el conocimiento. Al recuperarlo se encontró con que un puñado de asrai estaban cuidando de él; y es que habían visto en el a un noble de entre los suyos. Debido a un ancestral juramento, un miembro de la guardia eterna jamás abandona a sus nobles.

Desde entonces Aënur ha capitaneado siempre a éstos valientes hombres, ganándose su respeto, y devolviéndoles con su entrega la vida que ellos le dieron aquél aciago día.

PD: Lo único que demuestra ésto es que tengo demasiado tiempo libre...

Publicar un comentario