viernes, 22 de mayo de 2009

Stephen King - La Chica que Amaba a Tom Gordon

Volvemos a estar por aquí para comentar un libro de Stephen King (y los que os quedan). En éste caso se trata de una de sus obras mas cortas (ni 200 páginas) en la que nos cuenta cómo una niña se pierde en el monte. Allá vamos:

Historia: El mundo tenía dientes y podía morderte en cualquier momento. Trisha McFarland lo descubrió cuando tenía nueve años. A las diez de una mañana de principios de junio estaba sentada en el asiento trasero del Dodge Caravan de su madre, vestida con su sudadera azul de entrenamiento de los Red Sox (la que llevaba 36 GORDON estampado en la espalda), y jugaba con Mona, su muñeca. A las diez y media se había perdido en el bosque.

Trisha es una niña de nueve años que se ha ido de exursión al bosque (senderismo) con su madre y su hermano. Como éstos dos no dejan de discutir (llevan así desde que sus padres se divorciaron) y tiene lo que viene siendo un apretón, decide salirse del camino para aliviarse y, de paso, no escucharles durante un rato.

A partir de entonces la seguiremos en su odisea por el bosque mientras va recordando algunas cosas de su vida (amiga, divorcio de los padres, etc...). Vamos, un relato de cómo le van pasando las horas y cómo se va perdiendo mas y mas en el bosque a medida que pasan las horas.

Y un poco de fondo nos queda la historia del espíritu del bosque, pero es mas como una amenaza de fondo que algo que nos llame demasiado la atención.

Personajes:
Mira que es raro que en un libro de éste hombre los personajes no acaben de enganchar. Y si eso te pasa en un libro en el que lo único que se narra son las vivencias de UN personaje... pues como que queda mal. En fin, aquí tenéis mi opinión sobre Trisha y sobre el resto de su familia (y eso que salen poquito):

Trisha: La niña protagonista. Durante el libro toma algunas decisiones malas para su supervivencia, pero a poco que la cosa va avanzando sorprenden los conocimientos que puede tener sobre el bosque una niña de nueve años. Por lo demás una niña que echa de menos a su familia, le gusta un jugador de beisbol (de aquí sale el nombre de la novela). Al menos crece un poquito (emocionalmente) a medida que pasan las páginas.

Hermano de Trisha: Un chico jovencito que se ha rebotado con su madre culpándola del divorcio y de que su vida haya ido a peor. Vamos, lo que viene siendo un adolescente egoista XD.

Madre de Trisha: Hace todo lo posible por pasar tiempo con sus hijos (se los lleva de excursión siempre que puede) y que se sientan cómodos con ella (y sin su padre). No para de discutir con su hijo.

Padre de Tisha: Como es el que se ha quedado atrás tras el divorcio, sale mas bien poquito a lo largo de la novela (casi sólo en recuerdos de Trisha). Parece ser un buen tipo con un ligero problema con la bebida.

Opinión Personal:
Stephen King es un autor que saca cosas como churros, lo malo de éste libro es que da la impresión de haber sido escrito mas por encargo o por tener que entregar algo que porque al buen hombre se le ocurriera una historia o quisiera llegar a algún sitio.

El punto de partida no está mal del todo, vamos, que tener a una niña perdida en el monte (o bosques inexplorados) puede dar mucho de sí, sobretodo cuando hablamos de un hombre al que le encanta jugar con los temas sobrenaturales y se encuentra cómodo en entornos naturales.

Como primer defecto del libro tenemos su extensión. Menos de doscientas páginas son mas que suficientes para contar una historia, pero para Stephen King son insuficientes XD. Salvo honrosas excepciones tengo la teoria que como mas larga es la novela, mejor le sale.

Luego está lo que pasa en el libro: nada. Simplemente la niña va dando vueltas, tiene miedo, hay algo que parece seguirla... pero al final nada de nada.

Un libro entretenido, que os podéis acabar en un par de días en el transporte público, que pesa poco y que no aporta absolutamente nada.

Valoración Personal: 6.
Nota en Amazon. 7,49.
Publicar un comentario