lunes, 20 de julio de 2009

Series - Héroes 3.2

Si en la primera parte de ésta tercera temporada teníamos a un nuevo Petrelli y una nueva compañía (con sus malos) contra los que luchar; el punto de partida de la segunda parte (Volúmen 4) es también bastante interesante: Nathan Petrelli le revela la existencia de la gente con poderes al presidente de los Estados Unidos, y bajo su dirección se crea un grupo del govierno que se dedica a cazarlos.

Y eso es lo mejor de la temporada, el punto de partida, y es que Sylar sigue dando tumbos sin tener demasiado claro hacia donde quiere ir (y eso que aquí empieza bien). Los personajes no acaban de tener un norte claro, y los únicos que se mantienen fieles a sí mismos son la animadora (sigue a lo suyo) y Hiro, que hace lo que puede por ser un héroe.


Los demás, entre cambios de personalidad, que ahora soy radical ahora soy un blando, etc... no acaban de encontrar su sitio en la serie (me refiero a los buenos).

Dentro de los malos aparece un soldado que se supone que no tiene escrúpulos y todo eso, pero que en el fondo está cagadete.

Un volúmen mucho mas flojo que lo anterior y que da la impresión que incluso teniendo buenas ideas (nada que no se haya visto en el mundo del comic, pero no deja de ser interesante) puede uno cagarla.

A ver la siguiente, porque hay algún personaje que ha quedado en una situación cuanto menos curiosa (Sylar y Hiro). Esperemos que vuelva a recuperar al menos el nivel de la primera mitad de ésta temporada.
Publicar un comentario