lunes, 22 de febrero de 2010

XBOX360 - Dragon Age Origins

Si hay un juego al que durante éste año se le ha prestado una especial atención (un hype del copón) ha sido al Dragon Age de Bioware. Y es que se viene diciendo que es, ni mas ni menos el heredero del Baldur’s Gate, tanto en contenido como en calidad. A mí, como el Baldur’s me encató, y el juego anterior de la compañía (Mass Effect) me pareció una obra maestra... me lo compré el día que salía (cosa que sólo hago últimamente con juegos MUY grandes.

Historia: Dragon Age nos sitúa en un mundo de fantasía medieval creado para la ocasión. Se trata de un mundo increíblemente rico en transfondo, pero (para mi gusto) un poco limitado en cuanto a espacio explorable.

En éste mundo encarnaremos a... según nos apetezca. Y es que una de las cosas originales de éste juego es que podemos empezar de ocho formas distintas (el primer capítulo del juego) según nuestra raza, origen y profesión. Así, tenemos ocho inicios completamente distintos que desenvocan en un punto comun: nos hacen guardias grises.

Un Guardia Gris es una persona infectada por una maldición que es capaz de luchar contra las criaturas que cada cierto tiempo invaden el mundo. Nosotros, como prácticamente el último (o penúltimo) guardia del país seres los únicos capaces de parar la invasión de los engendros.

A esto le tendremos que sumar un país dividido, razas que no tienen ganas de ayudarnos y un sinfín de misiones secundarias que podrán (o no) irnos encaminando en un camino u otro (con múltiples finales/recorridos según nuestras acciones).

Gráficos: Desgraciadamente el apartado gráfico del juego es lo que peor parado queda. No es que sea un juego feo, ni mucho menos, pero tratándose de una gran superproducción esperaba que estuviera algo mejor.

Me explico un poquito: por lo general, lo que vemos en pantalla luce realmente bien, muchos personajes en movimiento, fuego, luces, movimientos, etc... pero en los momentos en que la cosa debería ser mas fácil, como las conversaciones, vemos que las texturas de la ropa o del escenario se quedan en una resolución muy baja. Algo realmente incomprensible y que molesta bastante durante los primeros compases del juego (armaduras pixeladas sobretodo); una pena, porque por lo demás entra mucho por los ojos.

En cuanto a las melodías decir que son las necesarias para el juego. No hay ninguna que vaya a pasar a la posteridad, pero acompañan bien y no molestan. Las voces, en inglés, maravillosas.

Jugabilidad: Muy divertida y llena de posibilidades.

A la hora de coger el mando, nos encontramos con que cada personaje tiene una gran cantidad de niveles por subir, armaduras que equipar, armas que encontrar, habilidades que desbloquear... y es en las habilidades donde veremos que nos podemos hacer los personajes a medida.

Por ejemplo, la maga puede ser desde una especialista en ataques elementales, una curandera o alguien capaz de transformarse en animales.

Si a eso le sumamos que tenemos a varios personajes entre los que escoger, que hay especializaciones desbloqueables por las side-quest y que podemos configurar su IA, nos da un sistema de combate sumamente personalizable y con el que todos estaremos a gusto.

En cuanto al control de nuestro personaje (que podremos alternar en cualquier momento con los otros tres miembros del grupo que nos acompañan) decir que se lleva a la perfección. Es muy sencillo y rápido elegir el tipo de ataque, tomarnos una poción o cambiar de objetivo. Algo de agradecer sobretodo en batallas multitudinarias.

Por si fuera poco tenemos una cantidad de conversaciones brutal, pero no las típicas que si digo algo y no me gusta lo que pasa vuelvo a hablar y lo cambio; no. Aquí nuestras decisiones influyen y mucho en lo que pasará a continuación (pudiendo llegar a enfrentarnos a nuestros compañeros porque no están de acuerdo, matándoles y perdiéndoles para siempre).

Y es en la profundidad e importancia de nuestras decisiones donde el juego se vuelve algo único (con múltiples finales según lo que hagamos o quienes seamos).

Opinión Personal: Dragon Age Origins es un juego único. Un juego de rol de acción (nada de turnos) donde nos enfrentaremos a una gran variedad de criaturas, pero lo mas importante: de situaciones.

Os lo pasaréis genial pensando si es correcto el hacer una cosa o la otra, veréis como vuestra decisión afecta (y mucho) al desarrollo posterior de la partida. Y por si fuera poco, la forma que tendrán de tratarnos difiere mucho según nuestro origenes (Rasetsu es IMPOSIBLE que tenga el mismo final que yo, y todo porque yo soy un noble humano y ella una plebeya enana – de raza, que no de estatura XD-).

Es uno de esos juegos que salen de vez en cuando, y por cuya calidad se vuelven en auténticos clásicos. Por si fuera poco, Bioware irá sacando miniexpansiones (durante los próximos dos añso) con nuevas Quest/personajes/objetos, aunque habrá que ver el precio de las mismas y su calidad.

De todos modos es un imprescindible, ya tengáis un pc, una 360 o una PS3 (siendo mas arcade en consola y mas estratégico en pc, donde, además luce mejor y es mas barato). Así que si tenéis el dinero, corred y regalároslo: no os arrepentiréis.

Valoración Personal: 9,8.
Valoración en Meristation: 9,5 (9 versión consolas) .
Valoración en Metacritic: 91 (87 360, 86 PS3).

PD: Realmente increíble la cantidad de transfondo y la profundidad de un mundo del que dudo que no haya secuelas.

Aquí os dejo con el trailer del juego. Disfrutadlo.

Publicar un comentario