viernes, 12 de marzo de 2010

Warhammer - Drachenfels

Cambiando un poquito de tercio en lo que a novelas de Warhammer se refiere, nos movemos al encantado castillo de Drachenfels; donde un autor de teatro quiere llevar a cabo la mayor de las obras jamás hechas. Lo que no sabe es que el castillo irá acabando poco a poco con los que han osado entrar en él.

Historia: Conradin había muerto. Sieur Jehan había muerto. Heinroth había muerto. Ueli había muerto. Y antes de que terminara la noche, otros se les unirían. Hacía mucho tiempo Genevieve no pensaba en la muerte. Quizá aquella noche Drachenfels extinguiría los efectos del Beso Oscuro de Chandagnac y le haría traspasar la frontera entre la vida y la muerte de una vez por todas.

Genevieve es una conocida vampira que se enfrentó en su momento con el monstruoso Drachenfels: un nigromante de increíble poder que aterrorizaba toda una zona de bretonia.

Ahora, veinticinco años después, Detlef Sierk, un dramaturgo de mucho talento, se ha propuesto representar todo lo que pasó en el momento de la lucha, así como los antecedentes del monstruoso personaje.

Y no podía hacerlo como todos, en un teatro normal, y con una obra de dos horitas. Él tenía que lanzarse a la mayor obra de teatro jamás creada, y para darle credibilidad, la representa en el escenario en que sucedió todo: el terrorífico castillo de Drachenfels.

Personajes: Para lo que es habitual en las novelas de Warhammer, los personajes de ésta están desarrollados con mucha profundidad. Supongo que se debe a que se deja mas de lado las batallas (no hay) y la acción para hacer prevalecer la intriga y el misterio.

Se agradece mucho, ya que desde Genevieve (la vampira que tiene mas rasgos humanos que muchos de dicha especie) hasta el dramaturgo responsable de la obra, todos los personajes muestran algo que les hace distintos; y eso sin caer en los estereotipos clásicos de éste tipo de novelas.

Igual introduce algunos personajes de mas, y le hubiera quedado mejor definido todo con alguno menos; pero se agradece (y mucho) todo el trabajo para darle mayor realismo a la obra.

Opinión personal: Si hace poco ya decía con “El Embajador” que las novelas de Warhammer no son todas de cortar y sajar, queda demostrado con ésta primera de la saga de Genevieve.

Y es que si se tuviera que enmarcar en algún género a la misma, sería en el de la novela negra o incluso en la de misterio. Una novela negra con transfondo fantástico (del que se aprobecha para su resolución), pero que no deja de ser la investigación de unos misteriosos asesinatos.

Estaréis toda la historia pensando: habrá un asesino? Será que Drachenfels ha vuelto de entre los muertos? Es un ente sobrenatural el mismo castillo? Y sobretodo: cómo acabará todo?

Así pues, se puede decir que es un libro que nos empuja a seguir leyendo para saber qué pasará a continuación, o como se resoverá algún enigma. Y eso hace que te piques y te enganches.

Además, está escrito de forma amena, guiándote poco a poco hacia un final (bastante bueno) y haciéndote muy divertido el camino hasta que llegas a él.

El mejor libro de la saga de Genevieve que he leído de momento; y un buen espejo en el que podrían mirarse otras novelas explota-franquicias para hacer mejores productos.

Valoración Personal: 8,5.
Nota en Amazon: 9,3.
Publicar un comentario