viernes, 28 de mayo de 2010

Hederick el Teocrata - Villanos de la Dragonlance IV

Pasado lo anormal que fue la semana pasada (una sin reseña de libros, no puede ser XD), volvemos a la carga con uno de los libros mas malos de la Dragonlance: Hederick el Teocrata.

Historia: ¡Muerte a los herejes! Estas palabras resuenan día y noche sobre las copas de los árboles, donde está construida la ciudad de Solace. En su condición de representante de la religión de los Buscadores de Solace, Hederick preside una Inquisición y jura abolirla sólo cuando hayan muerto todos cuantos creen en la magia y los antiguos dioses. Y Takhisis, Reina de la Oscuridad, sonríe.

Hederick se enfrenta al falso sacerdote que lo inició en la religión de los Buscadores, a una ladrona que huye de una sentencia de muerte, a la hermosa maga Túnica Blanca que lo ama pese a sí misma, y al poder de los propios Vallenwoods.


Seguiremos la historia de un hombre que se ciega por el poder, alguien que empezó como un buscador de los auténticos dioses, pero que poco a poco cae en el lado mas oscuro de su alma.

Es cómo un chico sin aspiraciones acaba controlando el culto religioso mas importante de su momento, la visión de un fanático que sólo piensa en sí mismo y en cómo mejorar las situaciones en las que se ve envuelto. Éste ser inmundo se enreda en las intrigas de una ciudad para encontrar a los usuarios de la magia, algo visto como malo y contra lo que hederick lucha.

Y poco mas, ni enredos, ni giros de guión, ni grandes momentos: linealidad absoluta hasta el final del libro.

Personajes: El personaje de Hederick es de lo mas miserable que se puede encontrar uno como villano (Toede a padrte), y es que un hombre gordo, sin ningún tipo de aptitud mas allá de su labia y una inteligencia limitada y a corto plazo... no es un personaje demasiado atractivo.

Y mucho menos para tener un libro propio.

Entre él y los secundarios (la ladrona y la magia, por ejemplo) nos dan una idea de qué no se debe hacer para que los personajes de un libro resulten atractivos al lector; para poco mas sirven el grupo de gente que se retrata en ésta novela (y es por ello que no hago mi habitual 1x1)

Opinión personal: Pocas veces tengo mas claro qué nota ponerle a un libro que a éste, y es que si ya muchos de los libros de la Dragonlance son subproductos de relleno que sólo aspiran a entretener, éste no consigue ni tan siquiera esa mínima norma básica.

Hederick el teocrata es un libro aburrido, con un argumento pillado por los pelos y con unos personajes con menos carisma que un rastrillo.

Si lo veis en una estantería ni se os ocurra acercaros a él, no vale la pena ni para echar un rato tonto por cincuenta céntimos (compraos unas pocas chuches, invertiréis mejor el dinero).

Valoración personal: 0,5.
Nota en Amazon: 7,2.
Nota en el Orbe de los Dragones: 3,74.
Publicar un comentario