viernes, 30 de julio de 2010

Los Pilares de la Tierra

Rasetsu me regaló en su momento la novela de Ken Follet un Mundo sin Fin, sin saber que no tenía los Pilares de la Tierra. Y yo, a sabiendas que era su continuación (pese a tener tramas distintas), me resistía a leerme la segunda parte antes de la primera. Por suerte, en un siguiente regalo, me regaló Los Pilares de la Tierra, por lo que he podido leerla y traeros mis impresiones (y podré hacerlo con la 2ª parte en cuando tenga ganas de leerla XD).

Historia: El gran maestro de la narrativa y el suspense nos transporta a la Edad Media, a un fascinante mundo de reyes, damas, caballeros, pugnas feudales, castillos y ciudades amuralladas. El amor y la muerte se entrecruzan vibrantemente en este magistral tapiz cuyo centro es la construcción de una catedral gótica. La historia se inicia con el ahorcamiento público de un inocente y finaliza con la humillación de un rey. Los pilares de la tierra es la obra maestra de Ken Follett y constituye una excepcional evocación de una época de violentas pasiones.

El libro nos transporta a la inglaterra del siglo XII, concretamente a la aldea de Kingsbridge, donde, a lo largo de unos cincuenta años seguiremos la evolución en la construcción de una catedral.

Dicha construcción no nos será sino un punto de referencia sobre el que girarán las vidas de los protagonistas; gentes enredadas en juegos de poder que a veces les vienen demasiado grandes o sobre los que no querían saber nada.

Entre la familia de un maestro constuctor y un monje con grandes sueños para la aldea de Kingsbridge, la novela nos narra paso a paso todas las adversidades que ellos y sus seres queridos (que a medida que pasa el tiempo van cogiendo mas protagonismo que ellos mismos) tendrán que superar con tal de conseguir sus sueños.

La trama mezcla elementos políticos de la época, misterios sobre el pasado de los personajes y las inevitables relaciones amorosas sin las cuales el mundo no tendría el impulso que tiene.

Y lo hace marcando un muy buen ritmo y enfrentando a sus protagonistas a numerosas pruebas a superar, hasta llegar a uno de los finales mejor cerrados que recuerdo.

Personajes: Claramente, la novela basa gran parte de su atractivo en sus personajes y en las visicitudes a las que tendrán que enfrentarse a lo largo de los años (los personajes viven varios cambios debido al paso del tiempo, intentaré no contar ninguno). Éstos son los principales:

Tom Builder: Se trata de un hombre casado, con dos hijos y el sueño de construir algún día una catedral. De pelo negro y destacando por su gran altura y corpulencia se hace respetar por los demás debido tanto a su eficacia como a su talente. Tras la muerte de su mujer, abandona a su hijo recién nacido por no poder mantenerle. Mas adelante se juntará con Ellen y se convertirá en el padre adoptivo de Jack.

Jack: Hijo de Ellen, los primeros años de su vida los pasó en el bosque sólo con su madre, ya que su padre murió antes de su nacimiento. De pelo rojizo, intelecto despierto y soñador. Aprende de Tom el oficio de constructor y de su madre el no dejar de perseguir los sueños nunca.

Philip: Un monje de los que debían haber pocos: práctico, deboto, y completamente entregado a sus creencias y a hacer el bien a los demás. Se pone como objetivo el que el monasterio de Kingsbridge tenga una bonita catedral que pueda dar prosperidad tanto al monasterio como a su aldea.

Aliena: Sin lugar a dudas la principal protagonista femenina de la historia. Es la hija del conde de la zona de Kingsbridge, al que en su lecho de muerte le promete que recuperará el condado de manos del usurpador. Dicha promesa le lastra durante gran parte de su vida, haciendo que sus acciones vayan encaminadas a cumplirla en lugar de a satisfacer sus necesidades. Una mujer de carácter, calculadora, independiente y con una losa en su interior que le pesa mucho.

William Hamleigh: Uno de los malos de la novela. En su caso se trata del hijo de un lord de segunda que se hace con el título de conde que ostentaba el padre de Aliena. Él, enamorado de la chica de una forma muy retorcida consagra su vida a hacer imposible la de ella y a darse todas las satisfacciones personales que pueda. Es un alma mezquina a mas no poder con una gran inseguridad en sí mismo.

Ellen: La madre de Jack. Tras muchos años en el bosque huyendo de su pasado, se enamora de Tom, con lo que vuelve a la civilización. Es una mujer fogosa, independiente a mas no poder y con unas ideas muy peculiares sobre la religión (sobretodo para la época).

Waleran Bigod: La principal mente tras todos los complots dirigidos contra la catedral de Kingsbridge y su prior. Su ambición personal parece no conocer límite alguno, y su inteligencia hace que sus planes sea realmente retorcidos. Es un personaje poderoso que se cierne como una sombra sobre las vidas de todos durante la novela.

Richard: Impulsado por el mismo juramente que su hermana, Richard no ve todo lo que ella hace por él, y se limita a pedir mas y mas. Por su parte no es mala persona, y sólo aspira a llevar una vida de aventura y batallas cumpliendo el sueño de su padre.

Alfred Builder
: Hijo mayor de Tom. Es un chico alto, corpulento y sin demasiadas luces. Hace de ayudante de su padre, y en cuanto Jack se une a la familia empieza a hacerle la vida imposible (supongo que intimidado por el intelecto del otro mas joven que él).

Jonathan: El niño al que Tom abandona en el bosque acaba siendo recogido por un grupo de monjes y llevado con Philip al monasterio de Kingsbridge. Crece entre monjes y lleva una vida monacal sin saber quienes fueron sus padres ni porqué le abandonaron.

Opinión Personal: Los Pilares de la Tierra es una muy buena novela, mezcla con acierto elementos históricos (todo el fondo y algunos de los personajes de la trama son reales) interesantes, como pueden ser las luchas en Inglaterra por hacerse con la corona y ficción completamente inventada (con los personajes protagonistas y sus problemas).

Las tramas y los personajes evolucionan con el paso del tiempo (50 años son muchos años para la época en que se cuadra el libro), de hecho, los capítulos están separados por franjas temporales, tomando el protagonismo las generaciones mas jovenes de forma gradual.

Mantiene enganchado tanto por el carisma de los personajes como la intriga por conocer como superarán la siguiente dificultad.

Las descripciones de lo que ocurre no escatiman en detalles visuales (desde las relaciones sexuales hasta las muerte violentas), pero todo ello sin llegar a dar una imagen desagradable. Digamos que es como las películas de la edad media donde todo el mundo aparece limpio.

El vocabulario que se usa, incluso en los diálogos es completamente actual, lo que produce dos cosas: por un lado desubica un poco a los personajes del entorno (produciendo el efecto que he dicho de película limpia), pero del otro nos ayuda a meternos en su piel y a empatizar con ellos; así que creo que la elección es acertada.

Destacar también que hay pasajes del libro dedicados a alementos arquitectónicos, y que dichos pasajes son bastante extensos. Aun así, no llegan a hacerse pesados en ningún momento, e incluso harán que busquéis imágenes de catedrales para haceros una mejor idea de lo que se está explicando (a veces uno se pierde al entrar en vocabulario un pelín especializado).

Por último, decir que el final me ha encantado. Todos los libros deberían acabar como éste: con absolutamente todos los cabos sueltos bien atados, lo que da una sensación de satisfacción y de que no te han tomado el pelo que yo, personalmente, agradezco mucho.

Así pues, os recomiendo que leáis el libro, ahora que viene el veranito es un buen momento para hacerlo (eso sí, no lo aguantéis mucho en alto porque pesa XD).

Se nota que el autor es habitual de los thrillers, y sabe llevar una novela historica hacia su terreno.

Valoración Personal: 9,2.
Nota en Amazón: 8,55.
Publicar un comentario