viernes, 24 de septiembre de 2010

La Deuda de la Sangre - Saga de Sangre V

Último libro ya de la saga de la sangre de Tanya Huff (igual me animo y hago una reseña conjunta). Ha sido un viaje de cinco novelas policíaco-vampíricas con algún que otro altibajo, así que el quinto libro se presentaba como una incógnito (sobretodo viendo el final del 4º); y esto es lo que ha aportado:

Historia: Henry Fitzroy, vampiro, escritor e hijo bastardo de Enrique VIII, había sobrevivido durante siglos cumpliéndole código vampírico. No mataba sin necesidad, no atraía la atención hacia sí mismo, y nunca invadía el territorio de otro vampiro. Mas esta vez Henry estaba a punto de hacer lo impensable iba a violar las reglas.

Todo empezó al despertarse con el crepúsculo… y descubrir que un fantasma había invadido su santuario secreto. Aquello fue el comienzo de un peligroso juego nocturno. A Henry se le permitía formular una pregunta a su misterioso visitante. Si la respuesta era no, alguien (inocente y desprevenido) moría. Pronto resultó evidente que lo que este espectro quería (y los otros que con el tiempo se le unieron) era vengarse de los responsables de su muerte.

Henry no podía dar con el origen de esos asesinatos por si solo, no podía desoir a sus no deseados huéspedes. Sólo tenía una opción, llamar a la detective privada Vicki Nelson y pedir ayuda. Henry tan sólo esperaba que ambos, Vicki y él, sobrevivieran a la experiencia…


Para variar el texto de la contraportada cuenta un poco demasiado, pero bueno, parece que si no te destripan medio libro no se quedan felices.

En ésta ocasión, con Henry viviendo en otra ciudad y Vicky y Celluci haciendo su vida; parecía poco probable que sus caminos se volvieran a cruzar. Pero un fantasma aparece todas las noches en la habitación de Henry, que, ante la imposibilidad de solucionar el problema del fantasma, llama a alguien que puede ayudarle: Vicky.

La trama de investigación es bastante parecida a la de los libros anteriores, a saber: malo en la sombra cuyos pasos seguimos a partir de la mitad de la novela, investigación lógica y por partes y final rápido y con acción.

Lo distinto de ésta quinta parte es la relación entre los personajes. El paso del tiempo ha afectado a la de Vicky y Henry (que por imperativo físico padecen la necesidad de matarse al encontrarse en la misma habitación), y las respectivas parejas de éstos dos se plantean cómo está su relación y cómo debería ser en el futuro.

Un caso normalito y un desarrollo de personajes mas limitado que en libros anteriores hacen que entretenga pero no sepa mantener el interés como en alguna de las novelas previas.

Personajes: Los de los libros anteriores, ni mas ni menos. Vayamos con cómo encaran ésta su última novela.

Vicki Nelson: La aun detective privado disfruta con su nueva condición, y es que a alguien que se estaba quedando ciego por momentos, poder ver a la perfección y mejorar todas sus demas capacidades... pues como que le pone. Y mas a esta mujer tan independiente. Eso sí, su genio parece que empeora.

Henry Fritzroy: El vampiro todopoderoso (que cada vez que se pegaba con alguien se veía que de todopoderoso nada) es torturado por un fantasma tocahuevos. Así las cosas, no le queda otro remedio que llamar a Vicky y poner a prueba una de las reglas mas antiguas entre los de su raza. Una pena de personaje, creo que se le podría aprobechar un pelín mas.

Mike Celucci: El policía tan seguro de si mismo de otras entregas ha recibido unos cuantos golpes importantes a lo que eran sus creencias mas arraigadas; aun así, sigue teniendo claro que Vicky es lo mas imporante en su vida y pretende que siga siendo así. Las pasa un poco putas durante el libro XD.

Tony: El chivato de la calle de los libros anteriores ha crecido. Ahora estudia, trabaja y empieza a tener una vida independiente. Es por ello que su relación con Henry se va resintiendo lentamente y cogiendo cierta importancia a medida que las páginas pasan.

Opinión personal: El último (ahora sí) libro de una saga que se ha estirado un poquito.

La historia de amor y los casos sobrenaturales daban para lo que daban, y prueba de ello es el resultado variable de cada una de las novelas. En el primer libro, los personajes se nos presentaban, todo era fresco, la trama era original... pero no podía durar para siempre, lo que dio paso a unos libros 2,3 y 4 un poco desiguales entre sí.

Ahora, con el quinto libro, la autora intenta seguir con una trama que había acabado ya en el anterior, juntando a unos personajes que se lo habían dicho todo y que poca cosa mas podían aportar.

La trama, además, pese a no ser mala, peca de simple. Y eso hace que no nos interese demasiado quien es el malo, ni porqué hace lo que hace; simplemente es una excusa para devolver a primer plano a unos personajes que deberían estar descansando.

Si esto lo hizo como inicio a una nueva etapa de la trama y como colocación para proseguir con éstos personajes en distintas posiciones, aun tendría un pase (libro puente entre dos “sagas”); pero viendo que desde el 97 no ha salido nada mas, creo que se podría haber ahorrado éste libro y dejarla cerrada con el cuarto.

Recomendación: leed el primero, y según lo que os guste, seguís o no. Pero dadle una oportunidad (al menos a ese), que casi lo regalan (1,5€ me costó a mí).

Valoración Personal: 6,5.
Nota en Amazon: 7,4
Publicar un comentario