viernes, 22 de octubre de 2010

Horus, Señor de la Guerra - La Herejía de Horus I

Las presiones han podido conmigo, y es que tener a un amigo que no para hablarte de una saga (basada en un universo que te gusta) y que todo el mundo está dejando bien... hace que acabes comprándotela.

Y así ha sido como el primer libro (de 20) de la Herejía de Horus ha acabado en mis manos.

Historia: En esta serie se relatan los hechos que suceden 10000 años antes que los referidos en las novelas de Warhammer 40000. Por este motivo se trata de una serie imprescindible para los aficionados que quieran conocer el origen de episodios y personajes de otras novelas.
Gracias Timun Mas por no destrozarme vilmente el argumento de la saga, pero es verdad que podríais haber explicado al menos de qué iba el libro!

Primero os intentaré situar un poquito en el contexto del libro. Warhammer 40.000 es un juego que se sitúa cuarenta milenios en el futuro, con una humanidad que se expandió brutalmente pero que por lo que se narrará en ésta saga, está en retroceso y siendo acosado por distintas razas alienígenas, así como por las fuerzas del Caos.

Pero ésta saga no nos sitúa allí, nos sitúa con la humanidad expandiéndose por miles de mundos, con cientos de flotas armadas aniquilando todo alienígena que se encuentran y anexionando (lo quieran o no) mundos humanos que quedaron aislados hace miles de años, cuando la humanidad cayó en una primera recesión.

Éstas flotas armadas cuentan con miles de soldados mejorados genéticamente (marines espaciales) y divididos en legiones. Cada legión tiene un líder que es considerado hijo del Emperador de la humanidad.

Nosotros seguiremos a la flota del señor de la guerra Horus, el preferido del Emperador y aquél en quien ha depositado la responsabilidad de seguir expandiendo sus dominios.

Aquí es donde empieza el libro, con unos ejércitos ultrafanáticos del Emperador y de la verdad que les enseña y con una lealtad fuera de toda duda. Con una legión, la de los Lobos Lunares, que es el paradigma de lo que está haciendo la humanidad.

Así, a lo largo de las tres partes en las que está dividido el libro, seguiremos a los Lobos Lunares en su expansión y descubrimiento de distintas partes del universo.

En cada una de las partes pasará algo de relevancia para entender la evolución del capítulo y de las formas de pensar de sus líderes; y todo, bajo el punto de vista de uno de los capitanes del capítulo (y de aquellos que le rodean).

Personajes: La verdad es que, pese a que aparece una gran cantidad de personajes durante la novela, pocos son los que tienen algo de peso y espacio a lo largo de la misma. Los principales serían los siguientes:

Horus: Le conocemos a través de los ojos de Loken y los que conviven con él. Ha sido nombrado Señor de la Guerra en ausencia del Emperador, con lo que todo el peso de la expansión de la humanidad ha caído sobre sus hombros. Es un Lobo Lunar inteligente, buen guerrero, diplomático, manipulador, y, ante todo, quiere a su “padre” el Emperador (por lo menos en éste primer libro).

Loken: En un principio sargento de una escuadra, Loken va progresando en la jerarquía de los Lobos Lunares, monstrándonos poco a poco como es la cruzada del Emperador y qué sucede cada vez que tienen contacto con un nuevo planeta. Es un hombre que sigue los principios del Emperador, pero no por ello deja de pensar por sí mismo. Después de un suceso de la segunda parte del libro empieza a cuestionarse algunas cosas.

Mournival: Compuesto por los cuatro capitanes de mayor confianza de Horus, el Mournival es una especie de grupo consejero del que el Señor de la Guerra se vale en muchas ocasiones. Además de Loken, en él están Abadón, el Pequeño Horus y Torgadon. Cada uno de ellos aporta algo al grupo complementándose sus caracteres para ofrecer todo tipo de puntos de vista a su señor.

Legiones: Son todas y cada una de los conjuntos de marines espaciales junto con sus flotas que están desperdigadas por el universo acatando las ordenes del emperador. Vemos que hay unas cuantas, pero sólo conocemos a la de los Lobos Lunares (protagonistas) en profundidad, así como a otras dos un poco por encima y al resto se las oye nombrar pero poco mas.

Rememoradores: Un grupo de civiles de distintas facetas de las artes que han sido enviados con la legión con tal de escribir/pintar/componer sobre lo que hacen los marines para que quede para la posteridad. Aportan una visión mas humana de lo que se está haciendo. Algo mucho menos fanático.

Itineradores: Son aquellos que se dedican a mantener vivas las enseñanzas del emperador, dando mítines para la gente de la nave y resolviendo las dudas que las tropas pudieran tener.

Hay que remarcar que todos los personajes han sido aleccionados desde su nacimiento en la creencia que el Emperador tiene la Verdad, y que en nombre de la Verdad se puede hacer absolutamente de todo sin mirar lo que pasa desde el otro punto de vista. Fanáticos fundamentalistas todos.

Opinión personal: No os voy a engañar, Horus el Señor de la Guerra ha sido un libro que me ha gustado mucho y ha hecho que me acerque un poco mas al universo de Warhammer 40k.

Un buen libro introductorio para una saga que nos narra uno de los momentos culminantes de la historia de la humanidad en dicho universo; uno que hará que a partir de ese momento todo cambie.

Nos coloca en situación, nos presenta personajes, dilemas morales de según cuales, la doctrina imperial... vamos, lo que son los mimbres para que nos hagamos una idea de la situación de la expedición y de la humanidad en ese momento.

Las tres historias que se nos cuentan están encadenadas, así, lo que ha pasado en la primera sigue afectando a las otras dos, dando una muy buena sensación de profundidad y de que lo que pasa tiene consecuencias.

Es una novela con un gran fondo militar, puntos épicos y el punto de vista de una gente que está convencida de tener razón, y que por ello hace lo que tenga que hacer con tal de seguir imponiéndola.

Además, usar el punto de vista de alguien tan cercano a Horus (y de alguno mas que pasaba por allí) nos ayuda a hacernos una idea con un poco de distancia, empatizando con Garviel Loken y preguntándonos qué pasará a continuación.

Buen libro introductorio a Warhammer 40k, así como una gran novela para aquellos que quieran saber porqué las cosas pasaron como se supone que pasaron.

Valoración Personal: 8,5.
Nota en Amazon: 9,11.
Publicar un comentario