lunes, 20 de diciembre de 2010

Manga - Bateadores

Ésta es una de las que tenía un buen recuerdo de mi infancia (del anime), y la tenía pendiente desde que me fui a vivir con Rasetsu (es lo que tiene verla en la estantería). Así, cuando ya no tenía mucha cosa que leer, me la empecé.

Y la disfruté como un enano.

Historia: Bateadores (o Touch) nos narra los años de instituto de dos hermanos gemelos y una amiga de la infancia.

Los dos juegan al beisbol, pero mientras que uno es serio, deportista y buen estudiante; el otro es un vago de cuidado que parece estar cómodo en la posición de segundario (incluso respecto a la amiga de la infancia).

Decir que Touch es una historia de beisbol, un triángulo amoroso, o cualquier cliché que se le queira dar es quedarse corto. Simplemente es una estupenda obra de la que no pienso comentaros mas del argumento para no chafaros ninguna sorpresa.

Es lo que debería ser toda obra maestra del manga, ni mas ni menos.

Personajes: Como toda gran obra que se precie, los secundarios ayudan muchísimo a darle profundidad, ternura o grandes momentos. Pero los protagonistas indiscutibles de la obra son los siguientes:

Tatsuya: El hermano vago. De los dos gemelos parece que Tatasuya es el menos atractivo, deportista o estudioso; pero es mas bien una cuestión de pereza que de aptitudes. Digamos que es feliz a la sombra de su hermano, al que quiere y por el que haría cualquier cosa.

Kazuya: El hermano perfecto. Guapo, listo, deportista, estrella de su instituto parece que lo tiene todo de cara para triunfar. Eso sí, no os penséis que de tan bueno que es da rabia, porque se hace querer.

Minami: La chica del triángulo amoroso ha sido amiga de los dos hermanos desde muy pequeña, y ya se sabe: al crecer todos los sentimientos evolucionan. Al igual que Kazuya es una buena deportista y estudiante, y no soporta que Tatsuya se infravalore y no desarrolle su potencial.

Dibujo: Decir que Touch tiene un dibujo espectacular sería mentir como un bellaco. Es cierto que es una obra con bastantes años a sus espaldas, pero el estilo y la pulcritud de su autor hacen que a la que llevas media página lo disfutes y no puedas imaginarte la obra con otra apariencia distinta.

Así, aunque no vaya a pasar a la historia por su dibujo, se puede decir que Bateadores tiene un dibujo perfecto para lo que nos quiere contar; con algunos fondos destacables y lo mejor: una composición de viñeta y de cuerpos tal, que sólo con ver a los protagonistas ya sabemos qué piensan o cómo son.

Opinión personal: Como he dicho ya un par de veces durante la reseña, Touch es una de esas obras con un algo especial, capaz de llegarte al corazón sin que te des cuenta y que hace que debores los tomos.

Perfectamente ejecutada, con un dibujo perfecto para ella, y unos personajes que por momentos parecen salir de las páginas, es completamente imposible que no te identifiques con sus protagonistas y les empujes hacia su meta.

En serio, si tenéis la bendita suerte de encontrarla a la venta en algún sitio, apartad a codazos a quien la esté ojeando y lleváosla a casa. Pocas lecturas os harán disfrutar tanto como ésta.

Valoración: 10.
Publicar un comentario