viernes, 28 de enero de 2011

Los Hijos de Sargas - Lost Histories I (Dragonlance)

Aprobechando el tirón que tuvo la saga (y sigue teniendo), sacaron las historias perdidas: cuentos basados en personajes importantes del mundo que por un motivo u otro llamaron la atención de los editores para sacar alguna historia mas sobre ellos.

En éste los Hijos de Sargas veremos cómo Kaz el minotauro (héroe junto a Huma) deberá intentar reenderezar el camino que sigue su raza hacia la autodestrucción.

Historia: A lo largo de la historia de Krynn, la raza de los minotauros se ha mantenido siempre firme en su orgullo y sus creencias. Se consideran hijos del destino y futuros amos del mundo. Ante la adversidad, la derrota y la esclavitud, esa convicción no los abandona jamás. Pero si existe un enemigo capaz de destruir a los minotauros, es precisamente su arrogancia.

En Los hijos de Sargas se narra una lucha de clanes contra clanes, y de cómo el campeón exiliado, Kaz, debe descubrir el terrible secreto de los dirigentes del imperio, antes de que toda su raza sufra las catastróficas consecuencias.


Tras su participación en la gran guerra contra la diosa de la oscuridad junto a su defenestrado amigo Huma, Kaz, aquel minotauro tan leal y buen guerrero vaga por el mundo buscando un lugar donde encajar.

Sus vagabundeos le hacen volver a lo que fue su hogar: las tierras de los minotauros, que están intentando recuperar su antiguo esplendor dirigidas por gente corrupta y sin la amplitud de miras necesaria.

Así, Kaz intentará hacer frente a las injusticias y llevar a su gente por un nuevo camino hacia la gloria y el honor perdidos. Intentando, a su vez, redimir los pecados por los que fue desterrado de su tierra.

Personajes: Sinceramente no hay ninguno aparte del mismo Kaz que merezca demasiado mi antención. Mas bien se podría decir que Richard a Knaack hace un estupendo retrato de la sociedad de los minotauros, mostrándonos lo que hasta ahora eran meras ideas (honor, valor, etc...) de primera mano.

Como principal protagonista, Kaz deberá unir fuerzas con sus amigos y familiares para evitar que toda su raza se vea condenada a la extinción; mostrándose mucho mas cómodo en éste libro que en los dos precedentes donde aparece (será por estar rodeado de sus semejantes y seres queridos).

Opinión personal: Kaz el minotauro viene a suplir una alarmante falta de información sobre ésta fascinante raza en el universo Dragonlance, y lo hace de la mano del autor que mejor la conoce y del mejor exponente de la misma en las novelas: Kaz.

Durante ésta “tercera parte dela triología de Kaz”, le veremos como un ser que quiere vivir en paz, pero a quien las injusticias y malas decisiones tomadas por los dirigentes de su pueblo le hacen rebelarse contra el mismo e intentar encontrar el origen y la solución a los problemas que tiene su raza.

Se trata de una buena novela que acumula el buen hacer del autor con una raza con la se siente cómodo y con la que ya tiene experiencia; dando como resultado una buena novela de aventuras, con algo de intriga, mucha acción y un buen personaje para soportar el peso de la narración.

Se trata de uno de los libros satélite mas entretenidos que han salido sobre el universo de la Dragonlance, y mas aun si te llama el pueblo sobre el que trata la historia. Un buen inicio para la saga de las Historia Perdidas.

Valoración personal: 8.
Nota en Amazon: 8,83.
Nota en el Orbe de los Dragones: 8,44.
Publicar un comentario