jueves, 17 de febrero de 2011

Buried

Cuando empezaron con la promoción de ésta película y las entrevistas a su director; el concepto de la misma destacaba por encima de todo: un hombre encerrado en una ataud, durante toda la película, sin mas.

Lo que en un principio parece una cagada monumental (qué interés puede tener ver todo el rato al mismo tío encerrado?), es el motor de la historia.

Sí, porque ese hombre ha llegado allí de alguna forma, tenía una vida, esperanzas de que le rescaten... y eso lo vivimos a través de su conexión con el exterior vía movil.

Si algo puede definir a la película es el agobio que siente su protagonista, y que nos es transmitido perfectamente durante toda la duración del filme.

Si conseguís pasar de los primeros quince minutos, os habréis acostumbrado a la situación del protagonista y a lo peculiar que es que sólo se le vea a él. A partir de ese momento podréis meteros de lleno en el ataúd bajo tierra con ese pobre hombre.

Si no conseguís llegar a esos quince minutos, os habéis agobiado de tanto plano en negro, respiración de fondo, no saber qué pasa... y os perderéis una de las pelis que mejor transmite tensión de las que se han hecho en muchísimo tiempo.

Hacía mucho tiempo que una película no me dejaba tan mal cuerpo; así que no puedo menos que recomendarosla. Eso sí, si la idea de ver al mismo durante mas de hora y media no os llama; seguro que no os gusta.

Valoración Personal: 8.
Nota en Filmaffinity: 7,1.
Publicar un comentario