jueves, 1 de septiembre de 2011

Juego de Tronos T1

Para los que no conozcáis de qué va, os remito a la reseña del libro, donde os explico mas en profundidad de qué trata Juego de Tronos.

Juego de Tronos nos traslada a un mundo medieval fantástico en el que familias de nobles luchan e intrigan por posiciones de poder. En ésta primera temporada asistiremos a los sucesos del primer libro; en el que se nos presentan a la mayoría de personajes, se nos pone en situación y se nos empuja hacia la brutalidad que tiene en ocasiones éste mundo.

Como del tema del argumento ya hablé suficiente cuando el libro, hoy os comentaré cosas específicas de la serie.

Lo primero que llama la atención son los recursos empleados al crear ésta serie. Parece mentira que nos encontremos ante una serie para televisión, y es que parece una superproducción cinematografica en todo momento.

Desde los paisajes, las armas, el vestuario, los castillos, la cantidad de extras en pantalla... e incluso los efectos especiales son dignos de estrenarse en un cine. De verdad que es increíble la pasta que se han tenido que dejar en la producción de ésta serie. Lo nunca visto.

Por otro lado tenemos un ritmo perfecto: se nos cuenta lo que se nos tiene que contar y cuando tienen que hacerlo. Algunos dirán que la serie es un poco lenta, pero es tal la cantidad de cosas que van pasando (a veces sin darles importancia) que se agradece que se tome su tiempo en dejarnos digerirlas. Además, el crescendo que tiene la temporada en cuanto a ritmo narrativo te mantiene pegado desde el primer hasta el último capítulo.

Están también los actores elegidos. En general me parecen muy buenas elecciones todos y cada uno de ellos, incluso algunos que no me convencían al empezar (como Jaime) acaban metiéndote en su papel. Es cierto que siempre podrá haber controversias cuando comparas con las descripciones de la novela (como un Tyrion deforme), pero por lo general creo que están todos la mar de bien (igual me chirría Catelyn Stark, pero bueno, es un mal menor).

Y lo mas peliagudo para los fans: la fidelidad con la novela. Es lógico que al tratarse de dos medios distintos tengan distintos lenguajes, y la serie tiene que tomarse ciertas licencias para hacerse comprensible y mas interesante. Éstas licencias aparecen normalmente en forma de diálogos inexistentes, o hechos contados de segunda mano cuando en el libro se nos cuentan de primera. Bien, pues son ajustes que a mi entender han ido bien para que la serie consiga su propio espacio e identidad.

Si habéis leído el libro, estoy convencido que la serie os ha tenido que encantar. Así que a vosotros no hace falta que os la recomiende.

A los que no habéis leído la novela: lo primero, ya tardáis. Y lo segundo, aprobechad que la temporada está completa y mirad los 10 capítulos del tirón, ya veréis cómo es gusta.

Una imprescindible y una grata sorpresa (esperaba que fuera buena, pero no tanto).
Publicar un comentario