viernes, 25 de noviembre de 2011

El Amanecer de una Nueva Era - Quinta Era I - Dragonlance

Hoy os traigo la primera parte de una de las sagas mas controvertidas de la Dragonlance, y es que se trata de una continuación directa del Timeline de la misma llevada a cabo por una autora que no es ninguno de los dos creadores de la misma.

Esto es algo excepcional, ya que la trama central del mundo siempre la había llevado el dúo creador del mundo. Habrá estado Jean Ribe a la altura?

Historia: Los dioses se han desvanecido y la magia se ha debilitado hasta casi desaparecer de Krynn. Es la Era de los Mortales, pero también es la Era de los Dragones, más grandes y poderosos que nunca. Arrasan pueblos, esclavizan a sus gentes y se proclaman señores supremos de Ansalon. Goldmoon, miembro del grupo original de los Compañeros, no se da por vencida y busca nuevos héroes que desafíen a los dragones.

Un hombre atormentado responde a su llamada, y a él se unen una hermosa kalanesti, un enano apellidado Fireforge, un arrojado marinero de piel negra y su compañera (un semiogro), un lobo rojo y, cómo no, un par de kenders. Todos ellos deben reunirse en Refugio Solitario con un mago llamado Palin Majere.


Tras los acontecimientos de la triología principal anterior, el mundo de la Dragonlance quedaba bastante desangelado, y no era fácil continuar con él. Así, sin Dioses y con las órdenes de caballería desperdigadas, nos encontrábamos con una nueva era.

Ésta nueva era dominada por dragones enormes que hacen lo que quieren en los territorios que controlan y en la que la magia está desapareciendo poco a poco del mundo, hay un faro de esperanza: la antigua héroe, la que devolvió a los Dioses al mundo está buscando a nuevos héroes que se levanten contra la tiranía.

Un grupo de lo mas variopinto que tendrá por misión unirse a Palin Majere (desdenciente de otro héroe) para encontrar una forma de vencer a los dragones, o, al menos, encontrarles alguna debilidad.

Estamos ante una novela introductoria, que nos cuenta cómo ha quedado el mundo y las repercusiones que han tenido en él los acontecimientos de novelas anteriores. Un punto de partida interesante pero que peca de manido y sobado a mas no poder en la reunión del grupo de “nuevos” héroes.

Personajes: Pese a que de entrada los personajes pueden parecer interesantes (Goldmoon, Palin, dos kenders, Dhamon, un Fireforge, un de piratas, un lobo rojo...) al final acaba siendo tal sucesión de tópicos que no valía la pena meter a tantos.

Se nota además (y mucho) la predilección de la autora por Dhamon, al que quiere convertir en un gran héroe caído, y lo que consigue es que le cojas hasta tirria.

Una pena que no haya sabido aprovechar el potencial del grupo que se había creado, dando muchas ocasiones la sensación que no sabe qué hacer con ellos, o que le sobran unos cuantos de vez en cuando.

Vamos, que son poco creíbles y con la misma profundidad que un Din-A4.

Opinión personal: Hay que reconocerle primero a Jean Ribe que fue muy valiente al meterse en una franquicia para la que no había trabajado, empezando con una triología que tenía que definir el “status quo” del mundo para que otros autores siguieran desarrollándolo.

Y eso se nota mucho: el marco es interesante, pero entre el desconocimiento y lo mal llevados que están tanto los personajes como la trama consigue llevar un libro prometedor por un camino que lo hace caer en el olvido mas absoluto.

Porque eso es lo que os pasará con éste libro a la que hayan pasado unos pocos meses: simplemente os olvidaréis de él por intrascendete y (porqué no decirlo) malo.

Creo que es problema de la autora mas que de lo que tenía entre manos, porque he leído otros libros de la misma para la franquicia y me ha parecido en todos que aspiraba a bastante mas de lo que al final conseguía.

Así pues, si queréis empezar con la Dragonlance, id a los clásicos (Crónicas de la Dragonlance) y no empecéis por éste. Y si sois fans... os lo podéis saltar también.

Valoración personal: 5.
Valoración en Amazon: 5,06.
Publicar un comentario