viernes, 2 de diciembre de 2011

El Dragón Azul - Quinta Era II - Dragonlance

Hace una semana os traía una reseña de la saga Dragonlance, en concreto del primer libro de la triología que hace de puente entre eras; con lo que a priori debería ser una triología interesante.

Pues bien, el libro anterior no estaba a la altura. Conseguirá redimirse la autora con ésta novela?


Historia: Los grandes dragones amenazan con esclavizar Krynn. Han alterado la tierra por medios mágicos, esculpiendo sus dominios de acuerdo con sus viles inclinaciones, y ahora comienzan a reunir ejércitos de dragones, humanoides y criaturas, fruto de su propia creación. Incluso los antaño orgullosos Caballeros de Takhisis se han unido a sus filas y preparan el ataque contra los ciudadanos de Ansalon. Esta es la hora más negra para Krynn.

Sin embargo, un puñado de humanos no quiere rendirse. Incitados por el famoso hechicero Palin Majere y armados con una antigua Dragonlance, osan desafiar a los dragones en lo que quizá su último acto de valentía.

En el libro anterior se nos mostraba un mundo de Krynn muy castigado. La guerra y la ausencia de los Dioses han llevado al mundo al borde del colapso.

Por si fuera poco, los dragones campan a sus anchas, ocupando el vacío de poder y reuniendo ejércitos para que trabajen para ellos.

En medio de esto, un grupo de “héroes” hará lo posible por intentar evitar lo que parece el fin del bien y de la libertad en el mundo.

Una historia bastante manida, pero que tiene el interés de seguir viendo el equilibrio de poder existente en ésta franja del tiempo de la Dragonlance. Así, desde el punto de vista del gtupo, asistiremos tanto al avance de los ejércitos de los dragones como a aparición de una leve llama de esperanza.

La trama gira en torno al gran Dragón Azul. Sí, el que fuera dragón de Kitiara está buscando grandes artefactos mágicos para traer de nuevo a su señora a la vida. Mientras, la gran Dragona Roja sigue con sus planes de exterminio y el grupo va contrareloj para conseguir los artefactos antes que los demás dragones supremos.

Personajes: Seguimos con los mismos protagonistas (los que siguen vivos XD) del libro anterior, con la ventaja que ya les conocemos y no tendremos que ponernos en antecedentes.

Además, el que los grandes dragones ganen en protagonismo ayuda mucho a generar interés por la lectura, ya que tienen personalidades muy interesantes (desde la destructora egomaníaca que es la roja, hasta la profunda pena del azul por la pérdida de la que fue su jinete).

De hecho, el mejor personajes del libro es el Dragón Azul que da nombre al libro; tanto por sus planes como por la profundidad que consiguen darle (también es verdad que al conocerle de otros libros la cosa ayuda).

Vamos, que no sé si es que la autora se encontraba mas cómoda con ellos o que decidió centrarse mas en el mejor personaje que tenía, pero el caso es que da la sensación de que los protagonistas de la novela están algo mas vivos (cosa no muy complicada, en el libro anterior eran cadáveres andantes).

Opinión personal: Que Jean Rabe no es mi escritora favorita supongo que lo tendréis ya claro si habéis llegado hasta aquí. Una mujer que se dedica a escribir (mayormente) en franquicias y por encargo no va a tener mucha creatividad.

En ésta segunda novela redime ligeramente lo que hizo en el libro anterior, pero sigue viniéndole muy grande lo que le han hecho contar. Casi todos los grandes momentos de la novela están forzados, el tiempo no es algo normal (pueden pasar días o semanas con la misma facilidad), los personajes no acaban de explotar en las relaciones entre ellos, y encima el final me ha parecido bastante anticlimático.

Vamos, que como novela de aventuras deja bastante que desear y eso que vuelve a contar con elementos suficientes como para sacar adelante algo digno e incluso bueno, pero no tiene demasiado claro qué hacer y la cosa queda como queda.

Así pues, y a falta de la tercera parte, no me queda mas que deciros que ésta saga queda reservada única y exclusivamente para los fans mas acérrimos de la Dragonlance, los demás podeis absteneros tranquilamente.

Valoración personal: 5,8.
Valoración en Amazon: 7,05
Publicar un comentario