viernes, 24 de febrero de 2012

El Imperio Final - Nacidos de la Bruma

Cuando murió el autor de la Rueda del Tiempo a falta de un solo libro (que se ha visto que eran tres, pero bueno) fue una sorpresa para mí el elegido para acabar con la macrosaga: un tal Brandon Sanderson, un hombre que rozaba los 30 y que tenía unos cuantos libros publicados de los que no había oído hablar (aun).

Una vez leídos dos de los tres libros finales de la Rueda del Tiempo no me quedó otra que pensar que la decisión no pudo ser mas acertada, que el hombre tenía un talento increíble. Y si podía hacer eso con la saga de otro, qué no podría hacer cuando todo el proceso estaba en sus manos?

Así es como me empecé a interesar mas y mas por el autor, interés que ha fructificado con la lectura de éste Imperio Final, y que seguirá (con toda seguridad) devorando todo lo que se publique en nuestra lengua de éste buen hombre.

Vayamos pues con el primer volúmen de ésta triología llamada los Nacidos de la Bruma.

Historia: Durante mil años han caído las cenizas y nada florece. Durante mil años los skaa han sido esclavizados y viven sumidos en un miedo inevitable. Durante mil años el Lord Legislador reina con un poder absoluto gracias al terror, a sus poderes e inmortalidad. Le ayudan «obligadores» e «inquisidores», junto a la poderosa magia de la «alomancia». Pero los nobles, con frecuencia, han tenido trato sexual con jóvenes skaa y, aunque la ley lo prohíbe, algunos de sus bastardos han sobrevivido y heredado los poderes alománticos: son los «nacidos de la bruma» (mistborns). Ahora, Kelsier, el «superviviente», el único que ha logrado huir de los Pozos de Hathsin, ha encontrado a Vin, una pobre chica skaa con mucha suerte... Tal vez los dos unidos a la rebelión que los skaa intentan desde hace mil años puedan cambiar el mundo y la atroz dominación del Lord Legislador.

Leyendo la contraportada da la impresión que nos encontramos ante un libro complicado y lleno de términos propios que no hará mas que liarnos.

Pues va a ser que no. Sí, todos esos términos propios existen, pero se nos introduce a ellos de forma tan natural y gradual que los dominaremos sin ningún tipo de problema.

La trama nos lleva a un mundo donde no para de llover ceniza, donde el sol es rojo y donde la mayoría de la gente vive como esclavos sin derechos que hace el trabajo duro y que no tiene ningún tipo de esperanza.

En éste mundo, los nobles llevan la mejor vida, controlando a los esclavos; mientras que la Iglesia controla a los nobles, y el Lord Legislador (un ser inmortal que salvó al mundo de su destrucción hace mil años) controla a la Iglesia.

En medio de éste régimen tan reglamentado y en el que apenas hay margen para un mínimo de libertad, nos encontramos con una banda de ladrones que vive al margen de la ley, y que recibe el encargo mas difícil de todas sus carreras: ayudar a la mínima rebelión para hacer caer el gobierno en la capital y dar un duro golpe al Lord Legislador.

Durante la novela seguiremos a ésta banda en su intento por hacer caer el gobierno e instaurar el Caos del que poder aprobecharse. Una banda en la que cada miembro tiene su función, motivaciones (e incluso poderes).

Una trama que mezcla la política, la organización de ejércitos, las escenas de acción, el descubrimiento de la magia (denominada alomancia), la descripción de una sociedad muy creíble, los personajes con carisma... tiene todos los elementos para hacerse amena e interesante, además de contar con varios puntos álgidos a lo largo de la misma que no dejan que el ritmo decaiga.

Personajes: Si en algo destaca Sanderson además de por las estupendas escenas de acción es por el carisma y la indvidualidad que es capaz de insuflar a sus personajes, a los que los su poder y amistades han ido forjando con el tiempo. Vayamos con los principales:

Vin: Desde sus ojos iremos aprendiendo todo lo que se puede saber sobre la alomancia (la magia), así que a medida que aprenda, nosotros lo haremos con ella. Al empezar es una chica que se asusta hasta de su sombra, incapaz de destacar y que intenta sobrevivir a cualquier precio; pero al entrar en la banda de Kelsier y a medida que sus poderes van despertando... ella se va abriendo y mostrándonos su verdadera personalidad. Gran personaje.

Kelsier: Que sucede si al mejor ladrón del mundo le das todos los poderes que puede haber en el mundo de nacidos de la bruma, le sumas un carisma de nivel épico, le espolvoreas una decisión inquebrantable y lo aderezas con unos pocos detalles adicionales. Pues que te sale un personaje que tiene de todo y que aglutina a su alrededor a gente que cree en él. Impresionante, tanto él como sus planes y lo bien que se adapta a los cambios sobre la marcha.

Dockson: Si Kelsier es el carisma y el poder, Dockson es el único humano sin poderes que hay en la banda; pero aun así es imprescindible para los demás, ya que es el encargado de la logística y de mantener al grupo unido.

Ham: Su poder consiste en poder mejorar sus aptitudes fisicas, por lo que es el guardaespaldas ideal. Eso sí, al contrario que la mayoría de los que posee dicho poder, Ham tiende a filosofear y a ser mas una mente pensante que puro músculo.

Brisa: Su poder consiste en manipular las emociones de los demás, lo que le sirve estupendamente para convencer a la gente de que haga lo que quiere. Un tipo extravagante y carismático que disfruta metiéndose con Ham y su tendencia a pensar demasiado.

Clubs: El mayor de los miembros de la banda, es una especie de abuelo gruñón cuyo poder enmascara los poderes de los demás, haciendo que no se les pueda detectar y siendo mas difícil que la Iglesia les encuentre.

Lord Legislador: Una figura envuelta en el misterio y que se supone salvó al mundo de su destrucción, momento desde el cual ha venido controlando a toda la humanidad y creando el mundo tal y como es a día de hoy. Se le tiene por todopoderoso e indestructible.

Sazed: Miembro de otra raza, una raza condenada a la servidumbre como mayordomos de la nobleza. Sazed es un rebelde dentro de los de su propia raza y esconde mucho mas de lo que se puede ver a simple vista. Leal a Kelsier (igual el que mas), le ayuda aportándole información que está perdida para el resto del mundo.

Elend: Aparece con la novela un poco avanzada. Es un joven noble con bastante poder que tiene unos ideales propios y que quiere cambiar las cosas, ya que cree que la sociedad tal y como está no funciona.

Opinión personal: El Imperio Final es una novela como la copa de un pino, que hace que leer fantasía sea entretenido a mas no poder y que aporta su toque de originalidad a un género bastante colapsado.

Todo el sistema de magia (en el que no he querido entrar) está muy bien estructurado, es fácil de asimilar y tiene una cantidad de posibilidades enorme (sobretodo para escenas de acción a lo matrix XD).

El sistema político y de castas nobles en las que mezclarse con los esclavos es un delito, y en el que el control de los que nacen con poderes es una obligación... es sumamente interesante, además de aportar un extra con la existencia de la Iglesia y de un enemigo inmortal y todopoderoso.

Además, al estructurar el libro en pequeñas novelas con sus propios finales (una sigue a la siguiente) y hacer unos capítulos no demasiado largos, hace que no tengamos que esperar al final para tener momentos álgidos, de los que hay unos cuantos a lo largo del libro.

Y si a eso le sumamos un final cerrado y satisfactorio de la trama que se desarrolla a lo largo de la novela (con algún cabo suelto, pero muy satisfactorio); tenemos un producto que se puede leer de forma independiente y que no obliga a seguir con la saga (aunque si te lees el libro, estoy seguro que querrás mas).

Vamos, que estamos ante un inicio de triología estelar, que destaca tanto por su acción como por el carisma de sus personajes, además de por tener un mundo creible y un malo del que sabemos mas cosas a cada capítulo que pasa. Un libro que no debería perderse ningún amamente del género, o que es incluso una buena opción para los que quieran adentrarse en él por primera vez.

Es cierto que al autor se le dan mejor las escenas de acción o el montar personajes que algunos pasajes de politiqueo (que pecan de ser un poco ingenuos); pero son errores tan pequeños que no empañan una novela a la altura de las mejores.

Valoración Personal: 10.
Nota en Amazon: 9,09.
Publicar un comentario