viernes, 6 de abril de 2012

Tiempos Interesantes - Mundodisco XVII

Parece que cada vez me gustan mas los libro de Terry Pratchett. Así que hoy os traigo la decimoséptima entraga de la saga Mundodisco, que supone a su vez la quinta de Rincewind.

Vamos con el mago que no sabe hacer magia.

Historia: Entrega número diecisiete de la inteligente y divertida serie del planeta Mundodisco que como siempre provoca carcajadas al tiempo que nos hace reflexionar sobre la condición humana, a través de sus siempre sorprendentes habitantes.

Uno de ellos es el "gran mago" Rincewind. Todos los consideran un completo desastre, una vergüenza para la profesión y un auténtico peligro. Sin embargo él es el designado para liderar a los rebeldes de una revolución que se gesta en el imperio más antiguo e inescrutable de Mundodisco. Allí, tras las murallas, resiste una ciltura milenaria que les guía por la tradición y por unas estrictas leyes sociales. La gente recibe una educación exquisita, y la peor maldición consiste en decirle a alguien: "Ojalá vivas tiempos interesantes". El atribulado mago se encontrará con gengis Cohen el Bárbaro y su Horda, y con un curioso Ejército Rojo.


Hacía bastantes libros que el mago Rincewind no aparecía en escena; y en éste libro vuelve por todo lo alto.

La trama nos situará en el Imperio (una especie de China medieval), un sitio estancado durante miles de años, donde la tradición es lo que prima y donde el pueblo está acostumbrado a ser pisoteado.

Pero en éste Imperio parece que va a haber una revolución: se dice que el Gran Hechicero volverá para liderar a su pueblo y liberarlo de ésta semiesclavitud en la que tan bien viven.

El caso es que parece que la Gran Hechiero es Rincewind, alguien que lo único que tiene de grande es la mala suerte y la capacidad para que las desgracias sucedan a su alrededor.

Si a eso le sumamos que una Horda Bárbara (compuesta por menos de 10 octagenarios bárbaros) se proponen conquistar también el Imperio, y que detrás de eso hay un imperial con ganas de ver mundo… pues ya la tenemos liada.

Personajes: Como viene sucediendo últimamente en la saga, los cameos de personajes importantes para la misma son cuasi continuos, pero como no tienen peso específico durante la trama, pasaremos de puntillas sobre ellos y nos centraremos en los importantes:

Miembros de la Universidad: Aparecen poquito, pero de forma recurrente. El alto claustro de la Universidad Invisible usa a Rincewind como si fuera un perro para evitarse ellos mismos problemas. Curiosas sus discusiones.

Cohen el Bárbaro: El gran y anciano legendario bárbaro, se ha propuesto una nueva gesta: hacerse con el Imperio. Y para ello ha reunido a la Horda, unos pocos bárbaros que llevan tantas décadas evitando a la Muerte que se han convertido en auténticos profesionales.

Cohen parece querer en éste libro un algo mas, además del ya clásico bandidaje, saqueo y violación que lleva haciendo toda su vida.

Dosflores: El pequeño turista de libros anteriores escribió un libro al volver a casa, un libro que ha resultado ser una especie de panfleto extremista en el que la revolución se basa. Una revolución dirigida en parte por su familia.

Hong, Lord: El Imperial que lía bastante la cosa, su objetivo es hacerse con el poder desde la sombra, montar la revolución para aplastarla y contratacar mas tarde. Es un hombre acostumbrado a hacerlo todo a la perfección, y que no encuentra retos en su estancado Imperio.

La Horda de Plata: Llamados así por el color del poco pelo que les queda, aquí tenemos a lo mas variado de los veteranos bárbaros. Compuesta por Wilie el Chaval (un jovenzuelo con menos de 80 años), Truckle el Descortés (incapaz de hablar sin cagarse en algo), Vincent el Viejo (no recuerda si hay que violar a las casas y saquear a las mujeres, o era al revés), Hamish el Loco (va en silla de Ruedas y la mayoría del tiempo no parece saber donde está), Caleb el Destripador (conocido por acabar con sus manos con mas de 400 soldados profesionales) y Saveloy (o el Profe, un exprofesor de escuela que ve mas tranquila la vida del bárbaro, y que se empeña en civilizar a la Horda de Plata).

Rincewind: El hechicero que no sabe lanzar hechizos se ve entre la espada y la pared cuando le dan a elegir entre ir al Imperio y matarlo tras horribles torturas. Así, una vez en el Imperio intentará no meterse en líos mientras los demás creen que es el legendario Gran Hechicero que les llevará a la libertad. Desgraciadamente para él, como mas se esfuerza en huir, peor se le ponen las cosas.

Opinión Personal: Los libros de Terry Pratchett son algo atípico dentro de la fantasía, y es que la mayor parte del tiempo parece mas un libro de humor que de fantasía.

Y éste no iba a ser menos: un libro con una trama entretenida, a la que se le puede buscar un trasfondo un poco mayor de crítica al sistema (concretamente al borreguismo) y con grandes dosis de humor entre absurdo e inglés.

Todas y cada una de sus páginas tienen alguna cosa pensada para hacerte sonreír (o reír a carcajada limpia); ya sea algunas reacciones de personajes, pensamientos curiosos, descripciones bizarras, o simplemente chistes semánticos. Hay de todo y para todos, pero puesto de forma que no entorpezca la lectura ni parezca un pegote, mas bien están amoldados a la acción.

Es un libro que os hará pasar unas cuantas horas absortos en él, seguible sin ningún tipo de complicación y con unos personajes bastante carismáticos (las explicaciones de la Horda de Plata, o cómo Rincewind se teme lo peor pase lo que pase, no tienen precio).

Lo recomiendo? Pues para empezar con Pratchett no. Usa bastantes recursos y personajes conocidos de otras novelas que es mejor haber leído para disfrutarlo al máximo. A los que ya hayáis leído algo del Mundodisco, sí que puedo recomendároslo, es un libro en la media de la saga (ni de los buenos ni de los malos), con lo que ya sabéis que os podéis esperar.

Valoración Personal: 7,8.
Nota en Amazon: 8,89.
Publicar un comentario