viernes, 20 de julio de 2012

Danza de Dragones - Canción de Fuego y Hielo V


Quinto libro ya de la saga Juego de Tronos que pasa a engrosar la estantería, y parece que va a ser el último durante muuucho tiempo.

Qué nos aporta éste volumen de más de 1.100 páginas? Sabe George R.R. Martin hacia donde va?

Vamos a comentarlo.

Historia: Daenerys Targaryen intenta mitigar el rastro de sangre y fuego que deja en las Ciudades Libres e intenta erradicar la esclavitud en Meereen. Mientras, un enano parricida, un príncipe de incógnito, un capitán implacable y un enigmático caballero acuden a la llamada de los dragones desde el otro lado del mar Angosto, ajenos al peligro que se cierne sobre el Norte, y que sólo las menguadas huestes de uno de los reyes en discordia y la Guardia de la Noche se aprestan a afrontar.

 George R. R. Martin sigue añadiendo sutiles e intricadas tramas a su impresionante retablo de intrigas y pasiones, y sumando admiradores incondicionales. Rebasa las barreras de los primeros como si nunca hubieran existido. Danza de dragones marca su consagración definitiva entre los más grandes creadores de la historia de la literatura, más allá de cualquier distinción de etiquetas.

 «Tolkien ha muerto. Larga vida a George Martin.» Dana Jennings, The New York Times

Éste libro se centra en la historia del Norte y la del otro lado del mar. Qué implica eso? Pues que veremos mucho a Jon, Daenerys y Tyrion.

Temporalmente empieza donde lo dejó el tercero, pero se nota mucho más que el Invierno está al caer que en el cuarto.

El cambio de localizaciones hace que se vea más la vida dura del Norte. Tanto por lo que sucede en Invernalia o en el Muro; mientras que más allá del mar Angosto, lo que priman son las intrigar en la corte de la reina dragón y lo que hace por sobrevivir Tyrion (y recomponerse).

Una trama que no avanza demasiado, y que destaca por la aparición de algún personaje al que se daba por muerto o por un nuevo aspirante al Trono de Hierro.

Vamos, que pese a que los capítulos individualmente puedan hacerse interesantes, no tienen demasiada sustancia.

Personajes: El punto fuerte de la novela, sin lugar a dudas, son sus personajes. Sobretodo por lo ya dicho de recuperar a los más interesantes, además de darle algo más de vida a algún que otro secundario.

Jon Nieve: Nuestro hijo bastardo parece que hará lo posible por hacer del Muro un lugar defendible ante un ataque a gran escala, aunque eso implique ponerse en contra a muchos de sus Hermanos. Entre eso y que tiene que hacer malabares con los hombres que Stannis deja atrás, Melisandre y más de un miembro del Pueblo Libre… lo tenemos ocupado. Desgraciadamente, muchos de sus capítulos se me antojan repetitivos, centrándose en sus tentativas de tener a los salvajes defendiendo el Muro en lugar de atacarlo.

Daenerys: La Madre de Dragones está en Meereen, una ciudad que debía ser base desde la que asaltar Poniente y que se convierte en un sitio que la atrapa. Lástima de mujer, que no es fiel ni a sus Dragones ni a lo que quería hacer (además de estar salida a más no poder); esperaba mucho más de éste personaje, que era mi favorito hasta el momento y que ha perdido mucho fuelle. Esperemos que arranque fuerte en el siguiente volumen.

Eso sí, es en su ciudad donde más maniobras políticas hay, haciéndose interesantes tantas luchas por el poder.

Ser Barristan: El Guardia Real por antonomasia gana mucho más protagonismo en ésta novela, y se destapa como un hombre de honor, pero que no es tonto (no es Ned, vamos). Probablemente se trate del mayor descubrimiento del libro.

Theon: Otra sorpresa ver la transformación que está sufriendo libro tras libro éste personaje, al que veremos sufrir cosa mala. De verdad que eran de los capítulos más entretenidos.

Bran: Sale poco y bastante al inicio, y encima sus capítulos (con el resto de huidos de Invernalia) son de los más “místicos”. A ver cómo siguen las cosas para los pequeños Stark.

Cersei: Otra que sale poco, y eso que quedaba en el libro anterior en una posición cuanto menos comprometida. Un personaje que no tengo claro si se recuperará del golpe.

Arya: La pequeña sigue haciendo su vida alejada de todos y todo, convirtiéndose en una asesina y ¿olvidando? quién era. Me pasa algo parecido a lo de Bran, que no tengo demasiado claro que camino va a tomar.

Los Bolton: Traidores y mala gente que están aglutinando al Norte tras lo que pasó con Invernalia y con Robb. Es muy curioso ver a nobles del Norte siguiendo a ésta familia, sobretodo al bastardo… Tienen capítulos distráidos, y nos sirven para ver cómo evolucionan los norteños ante el vacío de poder.

Stannis: Cada día más consumido, el buen hombre es más un ejército en movimiento que otra cosa. Otro que tiene poco futuro.

Victarion: Capitán de barco y portador del cuerno que puede controlar dragones. Personaje duro e interesante que avanzar, lo que se dice avanzar, avanza poquísimo.

Aegon: Y se lo sacó de la manga. Pero cómo puede ser que hubiera otro? Y lo que es más importante, que nadie supiera que estaba vivo? Eso sí, más que ser él el interesante, lo es el hombre que le acompaña: aquél que fue mano durante el último reinado Targaryen y que parece que será otro gran personaje.

Como buena saga larga, hay infinidad de personajes más, todos interesantes y con matices. Pero en ésta novela creo no dejarme a nadie de eso.

Opinión personal: Éste libro tiene una curiosidad que no tenían los libros anteriores de la saga: como no le cabía todo en un mismo volumen, aquí estamos durante muchísimas páginas leyendo cosas que pasan a la vez que en el libro anterior, pero en lugares distintos.

Y eso sucede hasta que llega un punto donde todo vuelve a juntarse y la cosa continúa.

Si tenemos un libro de más de 1.000 páginas que se centra sólo en la mitad de los personajes, lo lógico sería que sus tramas avanzaran a mayor velocidad. Pero como ya se demostró en Festín de Cuervos, el efecto es el contrario.

Hay una expansión de páginas realmente importante, dando la sensación con muchos personajes que con la mitad de capítulos la cosa se explicaba igual y hasta quedaba mejor.

No es un mal libro, ojo, de hecho está por encima de la media de la fantasía actual. Pero tampoco es esa novela que deslumbró con Tormenta de Espadas; dando la sensación que a Martin se le están acabando las ideas y que la novela se ha hecho más grande de lo que puede manejar.

Porque no nos engañemos, trama, lo que se dice trama, avanza poquísimo. Sí, algunos personajes no están igual que al empezar. Pero hacía falta darles tantas vueltas?

Por si no lo habéis notado, estoy bastante desencantado con Danza de Dragones; es mejor que su predecesor, pero eso no era difícil, sólo con los personajes que tiene ya tenía que serlo. Unos personajes que quedan desaprovechados las más de las veces y a los que les vemos poca o ninguna evolución.

No sé que nos traerá Canción de Invierno. Debería pegar un Sprint importante, que ya sólo queda ese libro y el siguiente. Martin puede hacerlo, sólo falta que no se atosigue y vuelva a centrarse.

Danza de Dragones sigue la línea marcada por cuarto libro, espero que hayan sido dos libros para situar a los personajes antes de que las cosas estallen, de verdad que lo espero.

Vale la pena leerlo? Creo que a quien le interese ya lo tendrá. Los que aún dudéis, dadle una oportunidad al primero, sólo hace que mejorar hasta el tercero, cae en picado en el cuarto y remonta ligeramente en éste quinto.

Eso sí, sigo diciendo que me parecen mucho mejores sagas como la Rueda del Tiempo o la trilogía de Nacidos de la Bruma.

Ahora sí, ya podéis decirme lo que os ha parecido a vosotros el libro.

Valoración Personal: 7,9.

Publicar un comentario