lunes, 5 de noviembre de 2012

XBOX360 - Dante's Inferno

Hoy os traigo otro de los juegos que me pedí para reyes, uno de esos que me habían quedado pendientes y que me estaba reservando para unos días en los que pudiera darle bien (es cortito y quería pasarlo casi del tirón).

Así que ahora, con el juego acabado, os traigo mis impresiones del mismo.

Historia: Dante’s Inferno es una adaptación (bastante libre) de la divina comedia de Dante, en la que éste personaje debe descender a los infiernos para recuperar a su amada.

En el juego se nos presenta a un Dante que ha vuelto de las cruzadas y se encuentra con su amor y su padre muertos; y ve como el demonio se lleva el espíritu de ella al infierno, diciéndole que es culpa de él por haber pecado durante las cruzadas.

Así, a medida que nos internamos mas y mas en las distintas capas del infierno, iremos conociendo mas detalles de la historia de Dante, de lo que hizo en las cruzadas y de lo que pasó en su ausencia, además de ver los planes de Satán para ésta alma perdida.

Una trama interesante, pero que al convertirse en un hack & slash pierde bastante fuelle, quedando en un (buen) segundo plano dentro de la mecánica de avanzar y destruir.

Eso sí, es lo suficientemente interesante como para empujarnos a seguir jugando para ver cómo acaba todo.
Apartado Técnico: Visualmente el juego no es que destaque demasiado entre lo que hoy en día en la consola, de hecho se podría decir que queda un par de pasos por detrás de lo la consola da de sí.

Eso sí, lo compensa en cierta manera con unos acertados diseños de escenarios (sobretodo) y personajes, siendo la recreación de los distintos infiernos lo que queda mejor parado en el conjunto.

El personaje y enemigos se mueven bien y con fluidez, algo imprescindible en éste tipo de juegos.

Banda sonora que no pasará a la historia y un buen doblaje al castellano acaban con un apartado que ha sido cuidado, pero que no llega a la altura de los mejores de su género.
Jugabilidad: Como buen juego de avanzar matando, el punto fuerte debería estar en la jugabilidad, que cuenta con lo clásico: botón para ataque fuerte, ataque flojo, a distancia, agarres, bloqueo, esquiva, salto y magias, además de algún quick time event (cortito y contra bosses).

Si a eso le sumamos la posibilidad de ganar experiencia y comprar combos y mejoras en los ataques a distancia y cuerpo a cuerpo (además de en vida y maná) tenemos suficientes opciones como para poder variar en los combates.

El problema viene cuando te puedes acabar el juego con un solo botón y algún que otro combo en enemigos algo mas avanzados; eso hace que la profundidad que podría tener el combate se quede en nada, ya que no te empuja a probar ni te lleva al límite para estrujar las posibilidades del personaje.

Una lástima, porque las herramientas estaban allí, pero la escasa dificultad del juego (en cualquiera de sus niveles) hacen que no sea todo lo placentero que podría ser el avanzar por los infiernos.
Opinión Personal: Dante’s Inferno es un juego divertido, con una trama interesante y un apartado visual resultón; pero que no destaca en ninguno de sus elementos lo suficiente como para que recomiende su compra a cualquiera.

Es un juego mas para fans del avanzar dando hostias, y éstos tienen que saber que o lo juegan en el máximo nivel de dificultad o no tendrán ningún desafío al jugarlo (lo que es especialmente cierto a la que empiezas a ganar experiencia).

La verdad es que me ha gustado jugarlo, y me lo he pasado muy bien avanzando entre hordas de demonios para conseguir salvar el alma de la amada de Dante; pero es un juego al que le falta un plus de calidad, no sé si debido a prisas por sacarlo o a que no daban mas de sí los que lo hicieron.

Os divertereis? Sí. Vale la pena comprarlo? Yo lo alquilaría, y es que apenas dura 7 horas sumando el tiempo de su modo extra (que es media horita mas), tiempo en el que me pude sacar 780 puntos de los 1.000 que tiene el juego en logros, y eso sin entretenerme demasiado.

Valoración Personal: 7,4.
Valoración en Meristation: 8.
Valoración en Metacritic: 73.
Publicar un comentario