viernes, 11 de enero de 2013

Muerto Hasta el Anochecer - Sookie Stackhouse I


Como bien sabréis los que seáis más o menos asiduos al blog, soy bastante fan de la serie True Blood. Sí, esa de los vampiros y otros bichos raros con altas cantidades de sexo y algún punto gore.

Pues bien, sólo era cuestión de tiempo que me sintiera atraído por las novelas. Y esto es lo que he sacado en claro de la primera de ellas: Muerto hasta el Anochecer.

Historia: Sookie Stackhouse es una camarera con un inusitado poder para leer la mente. Su don es el origen de sus problemas. Siempre acaba sabiendo más de lo que le gustaría de la gente que le rodea, de todos menos de Bill Compton, porque su mente, la de un vampiro que trata de reinsertarse en la sociedad, es absolutamente impenetrable. Cuando sus vidas se cruzan descubrirá que para ella ya no hay vuelta atrás. La aparición de un asesino en serie es la prueba definitiva para su confianza… porque ni siquiera ella sabe si Bill es su protector, o si se convertirá en su fatal asesino.

Con la primera novela de la serie de Sookie, Muerto hasta el anochecer, Charlaine Harris demuestra hasta qué punto su talento puede hacer que una casi imposible mezcla de vampiros, misterio, intriga y humor se convierta en una obra deliciosamente imprescindible. Una autora avalada por más de dos décadas escribiendo y entreteniendo a miles de lectores de todo el mundo.

Con un punto de partida muy interesante (los vampiros dándose a conocer e integrándose en la sociedad mortal), lo que tenemos entre manos es la historia de una tal Sookie Stackhouse.

Una chica de un pequeño pueblo americano con el poder de leer la mente de los que la rodean. La muchacha está bastante harta de tener que escuchar los mezquinos pensamientos de la gente, así que cuando conoce al vampiro Bill y descubre que no le “oye” tiempo le falta para empezar a fantasear con una relación.

Dicha relación la involucrará (no demasiado en ésta novela) con el mundo vampírico, lo que sumado a una serie de asesinatos en el pueblo dará como resultado una trama distraída que destaca por la intriga sobre quién es el asesino y las píldoras sobre el mundo sobrenatural que se nos van dando a medida que avanzan las páginas.

Una novela bastante directa, que sabe lo que quiere contar y no se anda con rodeos.

Personajes: Salen una buena cantidad de personajes más o menos importantes (para la trama de la novela poco, pero bastante para crear un ecosistema propio y volverse recurrentes). Los principales son los siguientes:

Stackhouse: Aquí van tanto la protagonista como su hermano y su abuela. Ella es una chica cuyos padres murieron en un accidente y que tiene un don un tanto peculiar (lo de leer mentes), trabaja de camarera y no ha tenido una relación estable debido a la cortada de rollo que supone el saber qué piensa tu pareja en todo momento. La novela se desarrolla íntegramente desde su punto de vista, lo que limita bastante hacerse una imagen global.

Jason y la abuela son los otros dos Stackhouse que salen en el libro. El primero es el hermano mayor de la protagonista, un joven con una gran vida sexual y sin demasiadas luces. Por otro lado, la abuela les ha criado a ambos, y sigue viviendo con su nieta.

Bar: Escenario recurrente durante la novela y lugar donde trabaja Sookie. En él aparecen una gran cantidad de personajes, desde amigos de instituto de Sookie y su hermano. Camareras más o menos amigas junto con la pareja de alguna de ellas. El gerente del bar, un tal Sam cuyo apellido a nombre al local. Un cocinero negro Gay. Un encargado exmarine con problemas de cabeza debido a su anterior adicción a las drogas… vamos, que por el bar pasa de todo.

Vampiros: Pese a tratarse de un pueblo pequeño, es curioso la cantidad de vampiros que pueden llegar a pasar por él. De todos modos, destacables están el ya mentado Bill (que quiere integrarse en el pueblo como un ciudadano más) y Eric y Pam (dos vampiros más antiguos que Bill que regentan un bar con ambiente gótico y que darán algún que otro quebradero de cabeza a Sookie).

Es curioso lo poco que se explica de la sociedad vampírica en la novela, quedando tan en segundo plano que casi ni sale. Y digo que es curioso porque en la serie se iban dando pinceladas de la misma, tanto algún rango como miembro de la Autoridad Vampírica.

Otros: Aquí vendrían tanto los agentes de policía que investigan los asesinatos, algún abogado, una pareja que da problemas al inicio del libro… vamos, unos cuantos humanos con nombre propio que ayudan a dar algo más de vida al pueblo.

Se me han hecho extraños algunos cambios en según que personajes (como Andy Bellflaure) que son más jóvenes aquí que en la serie. Pero lo que más me ha chocado es la inexistencia de la amiga de toda la vida de Sookie. Se la inventaron para la serie de televisión?

Opinión Personal: Muerto hasta el anochecer es una novela entretenida, pero que para serlo deja de lado multitud de elementos que podrían hacerla muchísimo mejor. Vamos, que se queda demasiado en lo superficial y deja multitud de elementos importantes para desarrollar en futuras novelas de la saga.

Es sencilla también por el uso de un único punto de vista a lo largo de todo el libro. Un recurso que, por un lado, hace que empatices algo más con el personaje y te metas en sus problemas, pero que te deja ciego a multitud de elementos que podrían ser interesantes y de los que no sabemos absolutamente nada.

La trama de asesinatos está lo suficientemente bien como para no dejarla de lado, pero el auténtico peso de la novela lo tiene la relación de Sookie con el vampiro del que se enamora, relación que se adereza con bastantes momentos subidos de tono, e incluso con algún que otra descripción explícita.

No sé si se nota, pero no he quedado del todo satisfecho con la novela, dejándome con la sensación de haber leído un entretenimiento totalmente olvidable. Algo con mucho potencial, pero que se deja atrás para contar una historia que no pasa de entretenida y que abusa demasiado (sobretodo en la parte central) de calentar al personal sin ninguna finalidad específica.

No puedo recomendarla a no ser que seáis muy fans de la temática. Es bastante del montón. No digo que sea mala, pero es de bien alto/notable rascado.

Ah, y la serie (al menos la primera temporada, que es de lo que va el libro) es infinitamente mejor que la novela.

Valoración Personal: 7.

Publicar un comentario