viernes, 15 de marzo de 2013

Factor de Humanidad - Robert J. Sawyer


El libro que hoy os traigo es uno de esos que coges con ilusión, y lo haces porque lo que has leído del mismo autor y colección te ha gustado, y mucho.

Pero dicha expectativa tiene un lado oscuro: estará a la altura la novela de lo que uno espera de ella?

Historia: En el año 2007 se detecta una señal procedente del espacio profundo. Misteriosos e ininteligibles flujos de datos son recibidos durante diez años. Entonces la señal se detiene.

Heather Davis, profesora de la Universidad de Toronto, ha dedicado toda su carrera a descifrar el mensaje. Mientras, su vida personal ha sucumbido: una hija suicida, un matrimonio destrozado. Pero es ella quien finalmente descifra el mensaje. Descubre una sorprendente tecnología nueva que puede abrirse paso a través de las barreras del espacio y el tiempo, con la promesa de una nueva etapa en la evolución humana. Parecen cercanos una capacidad de exploración ilimitada... o el final de la raza humana.

Factor de humanidad es una novela de implicaciones morales, técnicas y sociológicas. Describe una forma de comunicación con una civilización que supera hasta límites insospechados a la nuestra, pero también es la historia de cómo se puede destruir una pareja por una mentira, y lo difícil que puede ser reconstruirla.

El canadiense Robert J. Sawyer ganador del Premio Nebula y nominado al Premio Hugo por Factor de humanidad, habiendo sido finalista los cuatro últimos años, es uno de los autores más aclamados y respetados del momento en Estados Unidos.

Leyendo el texto de la contraportada, uno podría pensar que está ante algo parecido a la película Contact. Y, no es precisamente eso lo que nos trae el libro.

De entrada porque, pese a que el tema de la ciencia ficción está presente y domina el libro, lo realmente importante y que preocupa a los protagonistas es la relación personal de una familia deshecha por el suicidio de uno de sus miembros un año atrás, y que tendrá que lidiar con un nuevo golpe.

Ante eso, veremos lo difícil que es recuperar la confianza de los que te quieren, cuando unas acusaciones bastante fuertes recaen sobre el padre de familia.

Además de dicho drama familiar, tendremos las investigaciones de los dos progenitores.

De un lado está Kyle, un hombre que investiga sobre la informática cuántica, y que además ha desarrollada una avanzada inteligencia artificial. Por si fuera poco, sus estudios han atraído miradas de distintos sectores, por lo que entre sus problemas personales y su investigación le tendremos muy ocupado.

Y luego está Heather, la otra protagonista del libro y que ha dedicado los diez últimos años de su vida a estudiar unas señales de radio recibidas de una civilización alinígena; señales que se reciben (nuevas) casi a diario y que tienen a todo el mundo desconcertado. Sobretodo cuando acaban.

Así pues, tenemos una estupenda mezcla entre ciencia ficción, drama familiar y aportación de datos sobre distintas teorías científicas (reales y comprobables) que hacen un todo donde la especulación y los dos protagonistas tienen un papel principal.

Personajes: Es realmente curioso, pero personajes con peso y a los que sigamos de cerca sólo tenemos dos. Vale, sí, hay ciertos personajes muleta que sirven para hacer avanzar la trama y para que no hablen solos, pero la verdad es que su peso es muy, pero que muy inferior.

Kyle: Tras la muerte de su hija un año atrás, se fue de casa durante un tiempo (que ún dura) para tener espacio y que las heridas sanaran. Desde entonces sigue llevándose bien con su mujer, y tiene claro que las cosas acabarán arreglándose.

Hasta que recibe el golpe de ser acusado de un crimen bastante horrendo. Desde ese momento el hombre se hunde en lo personal y se refugia en su trabajo. Un trabajo que resulta la mar de interesante (inteligencias artificiales, universos parelelos…).

Heather: Tiene incluso más peso que Kyle. Es una psicóloga que ha estudiado durante mucho tiempo las señales alienígenas, y de hecho es la única que descubre qué es lo que nos han contado.

Un descubrimiento que, mezclado con los problemas personales y su formación hace que nos planteemos con ella varios temas de importancia para con lo que nos hace humanos como grupo, no como individuos.

Otros: Aquí vendrían desde la hija del matrimonio o su psicóloga hasta un amigo de cada uno de los protagonistas pasando por la inteligencia artificial que hay en el laboratorio de Kyle (gran personaje que ayuda a que nos preguntemos qué nos hace ser humanos).

Opinión Personal: Estamos, de nuevo (siendo un libro del mismo autor que Cambio de Esquemas) ante una obra que mezcla muy bien las explicaciones puramente científicas (cuarta dimensión, universos paralelos, distintas teorías sobre el la mente humana o avances en inteligencia artificial) con un drama familiar.

Y lo hace manteniendo un buen ritmo y el interés constante por la evolución de sus problemas, que van parejos a los descubrimientos científicos ya mencionados.

Todo esto lo hace con un lenguaje sencillo, multitud de diálogos y muy buenas metáforas para que entendamos más fácilmente los conceptos más difíciles o abstractos.

Y es una mezcla que a mí me encanta.

Es posible que a más de uno se le haga confuso todo el galimatías de según que teoría, o referencias a autores (reales y consultables) de las mismas. Pero creo que le añade un punto de verosimilitud y rigor desde el que se puede teorizar e iniciar la trama puramente de ciencia ficción.

Dichas explicaciones me divierten tanto como la trama personal en sí (o la de ciencia ficción, ya puestos). Incluso en más de una ocasión he cerrado el libro y me he ido a investigar por mi cuenta algunas de las cosas que más me han interesado.

Estoy convencido que habrá mucha gente a la que la mezcla no le guste, pensando que el hombre dedica demasiadas páginas a elucubrar y plantear y menos a la ficción en sí misma. Pero bueno, para gustos colores.

Eso sí, pese a que el libro me parece original y muy bien llevado, no me ha dejado tan buen sabor de boca como la novela anterior del mismo autor. Quizá porque el tema personal (pese a llegarme) no me ha impactado tanto como lo hizo en Factor Humanidad. Incluso podría decir que hay ciertos tramos del final del libro que me sobran, y que queda todo demasiado atado.

Y es por eso que lo dejaré como un libro excelente, sin cascarle el diez que tenía casi asegurado sobre el 70% de la lectura.

Y ya sólo me queda recomendároslo. Porque a poco que os interese la ciencia ficción con cierta base sólida sobre la que asentarse, mezclada con un drama que hace reflexionar sobre pautas de nuestro carácter y nuestra sociedad que son cuanto menos curiosas.

Lástima que en la misma colección no haya más obras del autor, porque estoy enganchado XD.

Valoración Personal: 9,4.

Publicar un comentario