lunes, 1 de abril de 2013

Mad Men T2

Volvemos a la carga con Mad Men, en ésta ocasión con su segunda temporada. Una temporada que vuelve a llevarnos a los inicios de los años 60, donde la sociedad cambiaba a marchas forzadas y la gente tenía que cambiar con ella aunque no quisiera.

Y más si su negocio consistía en la publicidad, como es el caso.

Seguiremos el día a día (o año a año) de la gente de la agencia, conociendo pequeñas historias que ayudan a comprender mejor la sociedad de esa época, relaciones interraciales, homosexualidad, infidelidad, alcoholismo, el ver a la mujer como una igual en el trabajo…
Todos los problemas de una gente que vivía por las apariencias (o al menos da esa sensación). Y todos los personajes de la serie sufren con sus propios problemas (incapacidad para quedarse en estado, un hijo no deseado, sospechas de infidelidad, incomprensión).

Vamos, que el retrato de la sociedad lo tenemos por todo lo alto. Sobretodo mediante la figura de Donald Draper, el publicista que parece tener una vida perfecta pero al que debe fallarle algo para hacer lo que hace, una doble vida que le arrastra y contra la que no sabe hacer nada (o no quiere).

Resumiendo, que si sentís curiosidad por la época (en la sociedad americana), no podéis dejar de verla: gran producción, buenas interpretaciones, interesantes guiones… Pero si la época no os llama la atención, es posible que no os guste, y es que de momento creo que sigue faltándole ese plus de calidad que diferencia una buena serie de una gran serie, y Mad Men para mí sigue siendo una buena serie que no acaban de dar el salto.

Veremos en la siguiente temporada.

Publicar un comentario