lunes, 13 de mayo de 2013

XBOX360 - Dead Space 2


El primer Dead Space supuso una auténtica sorpresa para mí: una nueva licencia que sabía combinar una trama a lo Alien con un sistema jugable divertido y unas buenas dosis de sustos. No es que se convirtiera en mi juego favorito, pero sí que pasó a ser un buen recuerdo.

Ahora os traigo la segunda parte.

Historia: Todo lo sucedido en la nave del primer juego ha marcado al protagonista, que consiguió huir de la misma, pero no sin secuelas.

Así, empezaremos en una especie de psiquiátrico, donde nos están tratando de unas supuestas alucinaciones. Alucinaciones que demuestran no ser tales cuando lo mismo que acabó con nuestra primera nave ataca las instalaciones en las que nos encontramos.

Desde ese momento empieza una carrera por nuestra supervivencia, pero no sólo eso, ésta vez también intentaremos descubrir qué está detrás de los monstruos y detenerlo. No en vano tenemos experiencia en la lucha.

Una trama más trabajada, con alguna sociedad secreta, intentos científicos por dominar algo que no conocen y secundarios que nos ayudan de forma recurrente. Lo suficientemente buena como para empujarnos a seguir adelante, bebiendo un poco de la ya comentada Alien.
Apartado Técnico: El primer juego aprovechaba la inmensa cantidad de pasillo para mostrar en pantalla un acabado robusto y muy convincente.

Ésta segunda parte coge ese apartado visual y lo pule todavía más, dando como resultado una mayor variedad de localizaciones, enemigos que se mueven mejor y zonas bastante más amplias, con algunas vistas espectaculares.

Se nota que le han puesto más dinero que al anterior, y es que me extrañaría que la consola diera para hacer mucho más (igual más variedad de enemigos o algún escenario se podrían haber pulido más, pero poca cosa).

El apartado sonoro destaca cuando no hay música, sabiendo crear tensión simplemente con un par de gritos o unos pasos en la distancia.

La primera parte debió vender muy bien, porque en ésta segunda han puesto mayor esfuerzo para mejorar el producto, y eso se nota al ponerse a los mandos.
Jugabilidad: Básicamente estamos ante el típico juego de acción en tercera persona, pero con la salvedad de que no podemos conseguir cobertura, así que o matamos a los enemigos deprisa o acabarán encima nuestro en un pispas.

Para acabar con ellos tenemos un completo arsenal de armas (con dos tipos de disparo cada una) que pueden personalizarse un poco, al menos en sus estadísticas de daño o capacidad de los cargadores.

Contamos, además, con algún que otro poder como la telequinesis, que permite cosas tan chulas como arrancarle un brazo a un enemigo muerto y usarlo como arma arrojadiza para empalar a otro (con el consiguiente ahorro de munición).

Pero no penséis que estaréis avanzando y matando sin parar, aquí deberéis apuntar bien y cercenar las extremidades de los enemigos con el mínimo de disparos posibles o os quedaréis sin munición. Ésta falta de munición hace que la tensión aumente aún más. Y es que ir con cuatro balas y tener que entrar en una sala nueva… pues como que tensiona un poco.

El juego cuenta, además de con los tiros, con una serie de puzles bien insertados. Igual no harán que os ardan las neuronas, pero son muy bienvenidos.

Para acabar, comentar también que hay secciones con gravedad 0, en las que flotamos por las salas y podemos girar al personaje como si realmente estuviéramos así.

Jefes finales con mecánicas más o menos complicadas y unas espectaculares escenas de video con el motor del juego completan lo que es el gameplay de éste juego.
Opinión Personal: Éste segundo Dead Space confirma que la saga vale la pena jugarla, aporta esa tensión que sólo los buenos survival horror saben proporcionar y la combina con un apartado técnico y una ambientación que lo hacen distinto a los demás.

Si a eso le sumamos una jugabilidad muy bien ajustado y unos cuantos modos de dificultad (además de un multi que no he probado) acabamos de redondear uno de esos juegos que si bien no son un vendeconsolas sí que vale la pena tener a modo de “fondo de armario”.

De lo mejor en su género y muy bueno en general.

Así que ya lo sabéis: si os gusta “pasarlo mal”, ahora mismo no se me ocurre ninguna opción más completa que ésta. Eso sí, vale totalmente la pena jugar antes la primera parte y tener en el punto de mira futuras entregas de la saga. Estoy convencido que en el futuro seguirá proporcionándonos momentos tan buenos como hasta ahora.

Valoración Personal: 9.

Publicar un comentario