lunes, 10 de junio de 2013

Match Point


Tras ver los Tudor, tanto a Rasetsu como a mí nos quedaron ganas de ver algo más del actor principal (Jonathan Rhys-Meyers) y cuál fue nuestra sorpresa al descubrir que había participado en una infinidad (bueno, igual me paso) de películas, bastantes de ellas famosas.

Y por cuál decidirnos para pasar un rato entretenidos? Pues creo que por la más conocida de todas, la que rodó con Woody Allen y Scarlett Johanson: Match Point.

Una película que nos cuenta la historia de un antiguo jugador de tennis profesional que tras dejar el deporte se mete a entrenador para poder seguir ganándose la vida. Será en las pistas donde conocerá a una familia con dinero que puede que le solucionen la vida si se mantiene cerca de su hija.

Lo malo del plan es que la que podría ser su futura cuñada le pone mucho, con lo que ya tenemos servido el punto de partida.

No contaré más porque a medida que la película avanza la cosa se complica, derivando en algo que cuando la empiezas no hubieras esperado, y con un final que deja la cosa mejor aún que al empezar.

Me ha sorprendido mucho la película, ya que no tenía muy claro que esperar de ella, pero no por ello me deja un sabor agridulce, y es que tanto el ritmo como la puesta en escena (sin música excepto cuando la ponen los personajes, por ejemplo) flojean un poco al inicio del film, pegando algunos saltos temporales cuanto menos curiosos (siempre hacia delante).

Redondean la película unas muy buenas actuaciones (de los pocos actores que salen) y un muy especial sentido del humor, que no sé si es buscado, pero que me ha encontrado XD.

Vamos, que es una más que decente película, pero que queda bastante lejos de lo que yo considero una buena película. Mucho mejor que las típicas de antena 3 por la tarde de los fines de semana, eso sí.

Valoración Personal: 7,3.
Publicar un comentario